¡A las dos serán…, las dos! Adios al cambio de hora

0
311

La Comisión Europea ha acordado la supresión del cambio de hora que cada medio año se hace en los países de la Unión Europea, tal y como lo ha confirmado Jean-Claude Juncker. «La gente quiere que se haga, así que lo haremos», señaló. La medida tendrá que ser aprobada después por el Parlamento Europeo y por los jefes de Estado y de Gobierno.

Los europeos (sobre todo los alemanes) han enviado un mensaje claro a las instituciones del Viejo Continente. El cambio de hora que dos veces al año trastoca sus rutinas no es del agrado de la mayoría. Más del 80 % de los 4,6 millones de europeos que han participado en una consulta pública impulsada por la Comisión Europea opinan que el cambio de horario debe ser cosa del pasado.

«Queríamos (llevar a cabo) una consulta pública para hacer un seguimiento de la resolución» de la Eurocámara del pasado febrero, aseguraba el portavoz del Ejecutivo comunitario durante una rueda de prensa, en la que ha asegurado que con esta resolución instarán a la CE a que «reevalúe las consecuencias para la salud» del cambio horario «con el objetivo de valorar su posible supresión».

En España las cifras cambian. Según los cálculos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación con el cambio de hora puede llegar a representar un 5 % del consumo eléctrico en iluminación, equivalente a unos 300 millones de euros.

Los estudios que manejan en la UE también demuestran esta premisa. El efecto global de ahorro de energía que se deriva de la hora de verano es marginal, a pesar de haber sido una de las principales justificaciones para su adopción.

El bolsillo se beneficia, poco, del cambio de horario. Pero no compensa lo que sufre la salud de los ciudadanos. Según los últimos datos de la CE, la hora de verano genera efectos positivos vinculados al incremento de las actividades de ocio al aire libre. Sin embargo, esta cuestión no compensa los aspectos negativos. Porque los estudios cronobiológicos parecen indicar que el impacto del cambio de hora en los biorritmos humanos podría ser más importante de lo que se suponía.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

ocho + dos =