Adriana Cerezo, la medallista olímpica que empezó en taekwondo gracias a Jackie Chan y Van Damme

0
136

La primera medalla española en los Juegos Olímpicos de Tokio no ha tardado en llegar. A eso de las 9:45 españolas del sábado 24, la debutante de 17 años Adriana Cerezo se colaba en la final del torneo de taekwondo tras dejar en el camino a dos de las grandes candidatas para llevarse el oro y enfrentarse en la final a la favorita Wongpattanakit.

Una final en la que Adriana estuvo muy a la altura y puso contra las cuerdas a una rival que tuvo que arriesgar al máximo… hasta que a sólo cuatro segundos del final anotó el punto definitivo para arrebatar el oro a la española con un apretado resultado de 11-10.

Sin embargo, detrás del indudable éxito de Cerezo hay una historia de esfuerzo y amor al taekwondo, deporte al que se inició gracias a su abuelo, como ella misma explicó en una entrevista previa a Tokio 2020. Unos Juegos a los que llegó gracias a que la pandemia obligó a posponer el evento, permitiéndole lograr su plaza olímpica.

“Fue mi abuelo el que me ponía siempre películas de artes marciales, de Jackie Chan y Van Damme, que a mí me gustaban mucho. Yo quería ser como ellos y como había un gimnasio de taekwondo debajo de mi casa, pues me apunté”, relató.

La taekwondista de solo 17 años es la una de las deportistas más jóvenes en la delegación española y ha terminado el colegio este mismo año, donde ha demostrado que su brillantez trasciende más allá del deporte. Pocas semanas antes de viajar a Tokio se presentó a la EVAU con una calificación de 13 sobre 14.

“En cuanto mis padres vieron que me gustaba, que era feliz haciendo esto, fueron los primeros en llevarme a todos los campeonatos y apoyarme”, añadía Adriana. Mientras su hija hacía historia en los Juegos, sus padres han estado sufriendo en una casa rural con sus amigos y entrenadores, apoyando a la taekwondista desde la distancia.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

doce + 17 =