Alberto Ginés: "Si consigo que diez personas se animen a escalar, yo ya habré ganado"

0
127

“De las cosas que más orgulloso me siento es poder ayudar a la escalada. Quiero ayudar a que crezca y devolver a este deporte todo lo que me ha dado. Por lo que he visto después de la medalla se está hablando mucho de la escalada, también por las redes, y si consigo que diez personas se animen -en toda España- a escalar o a ir a un rocódromo, yo ya habré ganado. Ya estaré contento”, dijo Ginés en una entrevista a Europa Press.

El escalador cacereño, de 18 años, ha denunciado la falta de instalaciones desde el primer momento y ha catalogado su medalla como un “milagro” si se compara con las facilidades para entrenar que tienen en otros países. “No es fácil ser escalador profesional en España. Precisamente fácil no es”, incidió.

“A quien empiece ahora a escalar le digo que no se obsesione con mejorar rápido, este deporte es muy progresivo y hay que escalar mucho, mucho. No he tenido instalaciones en condiciones para entrenar. Si comparas cómo entrenan japoneses o austríacos, que tienen todos los días bloques personalizados, y yo tengo que ir a las salas y buscar lo que haya”, recalcó Ginés.

“Y será difícil (encontrar este tipo de paredes en España) porque a las salas de escalada no les interesa que haya cosas difíciles para el público comercial. El resumen es que entrenar en España la escalada es muy complicado”, espetó el extremeño, que fue bastante claro con sus expectativas para París 2024, ahora que arranca un ciclo olímpico más corto, de apenas tres años.

“Lo de París lo veo bastante complicado. La velocidad sale del programa y entonces quedan bloque y cuerda, y en bloque voy bastante justito… La velocidad será una prueba que saquen aparte. Mi tiempo está muy bien para los Juegos Olímpicos, quizá estoy entre los seis mejores del mundo, pero para ser un gran especialista en velocidad debería bajar un segundo más y eso te obliga a dedicar demasiado tiempo y siendo sincero prefiero centrarme en las otras dos pruebas”, admitió.

“NO ME ARREPIENTO DE NADA CON MI TWITTER”

En otras cuestiones, el escalador español se refirió a su famosa cuenta de Twitter, que creció en más de 150.000 seguidores en apenas un par de días desde que consiguió el oro en Japón. Pese a las críticas recibidas, Ginés tiene claro que no se arrepiente más allá de que haya opiniones que no gusten a todo el mundo.

“No me arrepiento de nada con mi Twitter. Publicaba lo que se me pasaba por la cabeza, entonces no me arrepiento de nada. Es verdad que hay cosas que -si hubiera sabido que las iban a leer 150.000 personas-, pues igual no las habría puesto, pero no me arrepiento porque he dicho lo que pensaba”, apuntó.

“De hecho, estoy bastante contento porque -una cosa que no me gusta- es que la gente vea a los deportistas como personas raras o alejadas de la normalidad, y todo lo contrario. Somos humanos, soy un chaval normal y tengo los mismos problemas que cualquier chaval de mi edad. Y puedo tener mis opiniones. Además de eso tengo mis problemas de amores, amistades y mil cosas más. Yo creo que la gente se ha dado cuenta que son cosas normales”, sentenció.

Además, Ginés quiso dedicar su medalla a todos los sanitarios que luchan contra la pandemia del covid, empezando por su madre, que es auxiliar de enfermería. “Ellos son los primeros que lo han pasado mal. Yo al final el hecho de que no pudiera abrazar a mi madre en los cinco primeros minutos que llegaba a casa, tampoco es tan grave”.

“Aunque era súper raro, muy duro, ella llegaba echa polvo a casa con la marca de las gafas, se la veía muy cansada siempre, con turnos largos, había gente que se moría y era realmente duro. Para ella y para todos los sanitarios va la medalla”, finalizó Ginés.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

5 × 2 =