Aleksander Ceferin y Andrea Agnelli, una intensa amistad rota por la Superliga: "La mayor decepción de mi vida"

0
42

Las consecuencias que puede tener la Superliga, a día de hoy, son difíciles de prever, pero sólo con su anuncio ya ha supuesto uno de los hechos más disruptivos de la historia del fútbol moderno. La guerra abierta entre los clubes fundadores y las Federaciones tiene, además, afectaciones personales.

Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, y Andrea Agnelli, presidente de la Juventus, eran hasta hace no mucho grandes amigos. Íntimos, se podría decir. El italiano y el esloveno habían llevado la relación normal entre dos figuras clave del fútbol mundial (Agnelli también fue, hasta este domingo, presidente de la ECA, la Asociación Europea de Clubes) a lo personal y de hecho Ceferin era el padrino de una de las hijas de Agnelli. Cenas, viajes, vacaciones, confidencias… ambos habían confiado uno en el otro hasta ahora.

Esta gran amistad se ha roto por la Superliga. Ceferin acusa a Agnelli de haberle traicionado por manejar a sus espaldas los hilos, junto a Florentino Pérez, del nuevo torneo. “Probablemente sea la mayor decepción de mi vida. Nunca había visto a una persona que pudiera mentir así. Le llamé por teléfono el sábado y me dijo que solo eran rumores, pero que me llamaría en una hora. Luego apagó el teléfono“, confesó el abogado.

“La codicia es tan fuerte que prevalece por encima de todos los valores humanos”, zanjó al respecto, y calificó a los dirigentes de la Superliga de “serpientes”. Tampoco se libró Ed Woodward, CEO del Manchester United. “Fui abogado penalista durante 24 años pero nunca tuve que tratar con gente así. Me llamó el sábado pasado y me dijo que estaba muy satisfecho con las reformas propuestas (la nueva Champions) y que las había apoyado al 100%. Y en cambio ya había acordado otra cosa”, dice sobre él.

Florentino Pérez se refirió a estas palabras del presidente de la UEFA y defendió a su colega Agnelli, con el que comparte también una buena amistad.

“Lo que no puede el presidente de la UEFA es insultar, como ha insultado a Andrea Agnelli. Me parece impresentable, la UEFA tiene que cambiar, no queremos un presidente que insulte y queremos transparencia. Todos cambiamos y cambiamos a mejor. No se concibe en la Europa democrática esto, estas cosas no se dicen, por el bien de la sociedad”, dijo, notablemente enfadado, en El Chiringuito.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

14 + 9 =