Andrew Wiggins se niega a vacunarse contra el Covid y la NBA le prohíbe jugar en el estadio de los Warriors

0
37

Steve Kerr, entrenador de Golden State Warriors, no podrá contar con una de sus estrellas, Andrew Wiggins, porque el alero se niega a vacunarse contra el coronavirus.

El talentoso jugador se niega a ponerse la dosis necesaria para inmunizarse contra la enfermedad, lo que contraviene la normativa vigente de la NBA. Wiggins ha argumentado “motivos religiosos” para negarse a ser inyectado, pero la competición no le ha dado permiso para saltarse esa ley, que es mandatoria en el estado de San Francisco.

“La NBA ha examinado y ha rechazado la petición de exención de Andrew Wiggins por motivos religiosos en cumplimiento de la orden del departamento de salud pública de San Francisco, que exige que las personas con 12 años o más sean vacunadas para poder participar en eventos masivos en interiores. De esta manera, Wiggins no podrá jugar los partidos que los Warriors jueguen como locales hasta que no cumpla esta condición”, han explicado en un comunicado.

La NBA como tal se rige en este aspecto por las leyes estatales. Salvo que desde la Casa Blanca aprueben una norma federal que obligue a la vacunación (algo que ni está previsto ni está sobre la mesa de Joe Biden), cada estado decide qué hacer sobre las vacunas. Así, por ejemplo, igual que en San Francisco también en Nueva York obligan a los deportistas a vacunarse si quieren jugar partidos, lo que afecta a New York Knicks y Brooklyn Nets.

El protocolo de la competición permite a jugadores no vacunados jugar los partido, siempre que se sometan a test previos y den negativo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

8 + 13 =