Antológico robo de cartera en el fútbol inglés: el portero del Sheffield aún busca por dónde le quitaron el balón

0
54

“El fútbol es para listos”, dijo en su momento Luis Aragonés, y el último ejemplo de esta famosa frase se produjo en un encuentro de la League One, la tercera división del fútbol inglés.

Ocurrió en el minuto 94 del encuentro entre el Ipswich Town y el Sheffield Wednesday. El conjunto visitante estaba intentando perder tiempo para sostener su victoria por la mínima, cuando su portero cometió un error de concentración que le costó a su equipo dos puntos.

La imagen está dando la vuelta al mundo. Peacock-Farrell, el cancerbero del Sheffield, cogió un balón relativamente fácil y se puso a mirar hacia adelante para ver a quién podía sacar la pelota… sin ver que detrás tenía a Macauley Bonne, delantero del Ipswich, agazapado. En cuanto dio el primer bote, el atacante rival le sorprendió por detrás y se llevó la pelota, provocando el delirio de la afición que anticipó lo que iba a ocurrir.

Bonne, con una gran sangre fría (justo lo que no tuvo Peacock-Farrell), regateó a un defensa, cedió atrás a un compañero y este asistió a Conor Chaplin para que marcase el 1-1 que supuso el empate del encuentro.

El Sheffield Wednesday perdió así una oportunidad de oro de acabar con una racha que dura ya cuatro partidos sin conocer la victoria.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

trece + doce =