Así es la revolucionaria clasificación al sprint, el último experimento para atraer a los jóvenes a la F1, que se estrena en el GP de Gran Bretaña

0
52

Silverstone alberga este fin de semana el Gran Premio de Gran Bretaña, la inamovible prueba en la cuna de la Fórmula 1 cuya edición de este año será más especial que nunca: se estrenará un inédito formato de carrera.

La décima cita de la temporada 2021 supondrá la entrada de un nuevo formato de clasificación, la bautizada clasificación al sprint, que básicamente consiste en la introducción de una carrera de media hora el sábado para configurar la parrilla del domingo. La intención de los organizadores es tener al menos una sesión competitiva e interesante cada día de Gran Premio, ya que la parrilla para esa carrera al sprint (aunque el nombre oficial es ‘clasificación al sprint’) se configura el viernes.

Los seguidores de la Fórmula 1 verán totalmente modificadas sus costumbres este fin de semana, con unos horarios cuando menos inusuales ya desde el mismo viernes. Para poder encajar todo el nuevo sistema y que, además, puedan disputarse carreras soporte como la F2, toda la actividad en pista arrancará pasado el mediodía.

El viernes comenzará con una sesión de entrenamientos libres, la habitual que desde este año es de una hora. Será la única preparación antes de la sesión clasificatoria, que se disputará bien entrada la tarde (19:00h) y que mantiene el formato de Q1, Q2, Q3. Esta no será la que decida el orden de la carrera del domingo, sino que servirá para configurar la parrilla de la carrera al sprint del sábado, que es la gran novedad.

La introducción de una carrera de clasificación para configurar el orden de la parrilla de la carrera principal ha supuesto un quebradero de cabeza desde el punto de vista formal. El propio nombre de esta sesión es un problema: estructuralmente va a ser una carrera corta, pero para evitar privar de brillo a la cita principal del domingo, su nombre oficial es “clasificación al sprint”.

Su formato es totalmente novedoso. Se darán 17 vueltas (unos 100 kilómetros) en una carrera de entre 25 y 30 minutos de duración, sin parada obligatoria en boxes, con elección de neumáticos libre y una parrilla decidida en la clasificación del viernes.

Aunque es una clasificación, ya que decidirá el orden de salida de la carrera del domingo, se darán puntos a los tres primeros: 3, 2 y 1. No habrá ceremonia del podium, pero sí se entregará una corona de laurel (como se hacía antiguamente) y un trofeo en el parque cerrado.

Viernes 16 de julio:

Sábado 17 de julio:

Domingo 18 de julio:

La Fórmula 1 ha tenido varios formatos de clasificación a lo largo de su historia. Desde los primeros años, que dedicaban una hora el viernes y una el sábado a dar vueltas sin parar hasta lograr cuadrar una vuelta buena (formato que se mantiene en otras competiciones como MotoGP), pasando por experimentos extraños como aquel que duró seis carreras en el que se iban eliminando pilotos cada 30 segundos.

Desde 2006 se estableció el que, hasta ahora, ha sido el formato más aceptado por todos, aunque con algunas evoluciones por el camino. Las actuales Q1, Q2 y Q3 permiten una combinación de emoción por ver a los más rápidos de cada tanda, abre la puerta a sorpresas y da minutos de televisión a prácticamente todos los coches, algo fundamental para los patrocinadores que pagan la fiesta.

El problema es que ese formato, aunque parece bien asentado, empieza a no ser tan atractivo para el público. La Fórmula 1 está perdiendo adeptos entre los más jóvenes, un serio problema en un escenario audiovisual muy complejo, y además entiende que es complicado mantener los picos de interés durante tres días, de los que el viernes es prácticamente irrelevante y el sábado es razonablemente previsible.

Este sistema de clasificación (o carrera) al sprint repetirá en el GP de Italia y en el GP de Brasil, con la firme intención de instaurarlo en más carreras de la próxima temporada.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cuatro × 1 =