Así se reparten los 2.000 millones de euros de la Champions: pago fijo, premios por resultados, ránking de coeficientes y 'market pool'

0
44

El torneo más importante del mundo a nivel de clubes, la Champions League, lleva más de 60 años viendo cómo los distintos equipos de Europa se pelean por proclamarse campeones de la competición más reputada del continente, o por lo menos poder participar. No solo por el prestigio que esta otorga, sino porque es también la competición donde los conjuntos pueden sacar más rédito económico por los más de 2.000 millones de euros que reparte la UEFA entre los participantes.

Concretamente, son 2.040 millones que se terminan distribuyendo entre los 32 equipos que consigan acceder a la Champions, asegurándose un mínimo de 15,25 millones como cantidad fija para cada club. Tanto esta como el resto de cifras aumentaron desde la pasada temporada en la que la UEFA instauró su nuevo sistema de ganancias.

En cuanto a los premios por resultados, la competición va aumentando la cantidad que otorga a los equipos según se va subiendo de fase. De hecho, no solo por pasar de eliminatoria, si no por partido ganado y hasta empatado en fase de grupos, los equipos perciben una buena suma económica.

Otra gran parte de los ingresos de los equipos en la Champions League viene directo del llamado ‘market pool‘, el sistema por el que se le adjudica a cada país o liga un valor, en función de la importancia de esta para los derechos televisivos. Una cantidad en concreto del total de 292 millones dispuestos, que cada país recibe y que reparte entre sus equipos representantes en la competición.

Esta cantidad se distribuirá en un 50% para los equipos en función del número de partidos jugados en Champions, mientras que el 50% restante dependerá de la clasificación del equipo en su liga doméstica. En el caso de LaLiga, que lleva cuatro equipos distintos, el primer clasificado se lleva un 40%, el segundo un 30%, el tercero un 20% y el cuarto el 10% restante.

La última variable que condiciona los ingresos de los equipos es el ránking de coeficiente, la última fuente de ingresos que estableció la UEFA, basada en el rendimiento en los últimos diez años. Se reparte un total de 585 millones de euros y de divide gracias a las denominadas ‘cuotas de coeficiente‘ por valor de 1,1 millones cada una.

El último equipo en esta clasificación recibirá una cuota, y cada posición por encima recibirá una cuota más. De esa manera, el equipo con peor coeficiente recibirá una cuota de 1,1 millones, mientras que el que mejor tenga recibirá 32, sumando un máximo de 35,46 millones de euros en este apartado.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cuatro × uno =