Atlético o Real Madrid: la Liga busca su campeón este sábado

0
63

La apasionante Liga 2020/21 conocerá su campeón este sábado. El Atlético de Madrid llega como líder y es el gran favorito para levantar el título, pero el Real Madrid no se rinde y quiere meter presión y plantar batalla hasta el final.

Ganar al Valladolid le dará la vida a los rojiblancos. Los de Simeone únicamente tienen que concentrarse en un objetivo, en vencer a un equipo al borde del descenso y que llega con la moral por los suelos tras sus recientes malos resultados que le han colocado con pie y medio en Segunda. “Ha sido una semana muy dura. Los jugadores están afectados y esta situación causa mucho dolor”, reconoció en la rueda de prensa de ayer Sergio González, técnico del club pucelano.

El Atlético llega en una posición de privilegio, pero el partido ante Osasuna es el mejor aviso de que no será sencillo dar el último paso, ganar el partido que premiaría una temporada en la que ha ido casi desde el principio líder de la competición. Primero de manera virtual (empezó con dos partidos menos jugados), después con contundencia y llegando a tener en torno a los diez puntos de ventaja en esta Liga marcada por la pandemia en que siempre había algún equipo que tenía partidos de menos y era imposible calcular con certeza cuál era la diferencia real entre los de arriba.

Un bache tremendo a finales de febrero y principios de marzo lo apretó todo, y a poco del final parecía que el conjunto colchonero había perdido el tren de la Liga tras caer en San Mamés. Pero aguantó. Sacó partidos complicados ante Elche y Real Sociedad, logró empatar en el Camp Nou y su heroica victoria ante Osasuna le hace llegar dependiendo de sí mismo. Y siempre que fue así durante su historia, se proclamó el Atlético campeón de Liga.

El otro candidato, el Real Madrid, tiene un rival más complicado… pero que no se juega nada. Y aún más, habrá que ver qué equipo pone Unai Emery, dado que el Villarreal juega el miércoles, cuatro días después, la final de la Europa League.

No le queda otra a los blancos que ganar su partido y esperar el tropiezo colchonero. Con un empate en Zorrilla valdría, pero no hay demasiado optimismo en el entorno madridista, en el que aún se recuerda la famosa mano de Militao ante el Sevilla. “Rara vez me declaro en desacuerdo con las decisiones de los árbitros, pero esta vez tengo que hacerlo”, aseguró este jueves el alemán Toni Kroos.

En el club blanco se espera a que finalice la Liga para empezar a planificar la próxima temporada. En cuanto pite el final del partido el colegiado, la atención se irá sobre dos nombres: el primero, el de Zinedine Zidane. Que nadie descarte que, haya fiesta o no, desvele si sigue o no un año más en el banquillo madridista. El otro es el de Sergio Ramos, cuya presencia ante el Villarreal es una incógnita. El camero sigue recuperándose de su lesión y pese a que se ha ejercitado en las tres últimas sesiones, no parece estar aún al 100%. ¿Habrá jugado ya el capitán su último partido con la camiseta blanca?

Lo único claro es que este sábado, en torno a las 20 horas, habrá fiesta en la capital, sea en Neptuno o en Cibeles. Que sea con responsabilidad.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

siete + diecinueve =