Bartomeu firmó contratos crecientes para que los sueldos los pagase la siguiente directiva

0
74

Continúan los escándalos de Josep María Bartomeu y su junta en Can Barça. Según ha desvelado el programa Tot Costa, el expresidente montó toda una estrategia económica para poder llevar a cabo las renovaciones millonarias de varios futbolistas y los fichajes de otros, y no tener que pagarlas hasta que entrase la siguiente directiva.

Esta táctica, que terminó siendo una treta para la directiva de Laporta, incluía contratos crecientes a partir de la temporada 21/22, precisamente en la que concluía su periodo al frente del club. Así, las elevadas fichas de varios futbolistas tenían que ser pagadas esta temporada, provocando una auténtica avalancha de gastos para la que las arcas del Barça no estaban preparadas.

En lugar de establecer un pago equitativo de la ficha a lo largo de los años de contrato, Bartomeu acordó un pago menor durante las primeras temporadas del acuerdo que se disparaba años después. Una estrategia para poder reforzar al equipo durante su mandato sin que los fondos se resintiesen, con la idea de que fuesen otros quienes se hiciesen cargo.

Según el citado medio, estos contratos crecían entre un 40 y 50% con respecto a las cantidades percibidas los años anteriores y era el club el que ofrecía esta opción, inflando los salarios a partir de esta temporada. “Los jugadores solían pedir una cifra global por cinco temporadas y si los gestores del Barça de Bartomeu llegaban, no ponían problemas para cobrarlos de esta manera”, explican, citando a fuentes de las negociaciones.

Dos de los nombres más criticados en el club en los últimos años han protagonizado estas estrategias. Primero, el de Coutinho, cuyo contrato firmado en 2018 poseía esta estructura creciente durante los cinco años que cubría. En este caso, su ficha crecía enormemente a partir de julio de 2021 hasta 2023, cuando finaliza su acuerdo con el club. La misma tácticas para firmar a De Jong, un año y medio más tarde

El otro fichaje señalado ha sido el de Griezmann, en cuyo contrato se incluyó desde 2021 hasta 2024 una prima de fidelidad de 7 millones de euros, según SPORT. Uno de los motivos principales que ha llevado a Laporta a darle salida este verano y ahorrarse unos buenos millones.

La misma fórmula se siguió con ampliaciones como la de Umtiti, que renovó unos meses después, antes del Mundial de Rusia y de su fatídica lesión por la que no ha vuelto a ser el central contundente de antaño. De hecho, para otros jugadores con fichas elevadas como Piqué, Alba, Sergi Roberto o Busquets, también se acogieron a esta estrategia para pasarle el problema a los siguientes dirigentes.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

5 + 13 =