Bautista remonta ante De Miñaur y España vence a Australia sin Nadal

0
141

La ‘Armada’, que en la primera edición se quedó a las puertas del título ante Serbia de Novak Djokovic, se encontró con su primer contratiempo horas antes de su estreno, cuando se confirmaron los problemas de espalda del balear. Sin embargo, el potente banquillo español resolvió la papeleta sin apuros.

Así, fue el asturiano Pablo Carreño el que saltó a la pista en lugar del de Manacor para citarse con Millman. El número 16 del ranking ATP logró romper el servicio de su adversario ya en el tercer juego, a lo que el oceánico respondió con un ‘contrabreak’.

Sin embargo, el español inició una serie de cuatro juegos ganados de manera consecutiva para cerrar el parcial. Ya en la segunda manga, en la que no concedió ni una ocasión de rotura, a Carreño le bastó un nuevo ‘break’ en el quinto juego para llevarse la contienda en una hora y 17 minutos.

“Es muy importante para nosotros ganar el primer partido. Cuando me levanté esta mañana no sabía si jugaría o no. Finalmente, Rafa no pudo jugar, así que aquí estoy, intentando ayudar a mi equipo. El primer partido de la temporada es siempre difícil, pero creo que he hecho un buen partido, me he sentido muy cómodo en pista, así que estoy contento con la victoria”, explicó el asturiano tras el encuentro.

Tras ello, Roberto Bautista, número 13 del mundo, consiguió cerrar la eliminatoria frente a Alex de Miñaur (4-6, 6-4, 6-4) para darle a España el triunfo en la primera jornada del Grupo B , en el que está encuadrada con la anfitriona y con Grecia.

El castellonense desaprovechó la primera oportunidad de rotura de la que dispuso, ya en el primer juego, y marchó a remolque durante todo el primer set. De Miñaur encarriló el triunfo en el parcial con un 5-1, pero el español vendió cara su derrota al enlazar tres juegos ganados consecutivos. Al resto, el tenista de ascendencia española y uruguaya consiguió llevarse el set.

Ante la adversidad, Bautista se creció en la segunda manga y redujo sus errores. Aunque volvió a perdonar dos ocasiones de ‘break’ en el inicio -6 de 7 en todo el parcial-, no falló para romper en el tercer set, clave para igualar la contienda. Un nuevo quiebre en el mismo juego del set definitivo le permitió celebrar la victoria tras más de dos hora y 20 de juego para sellar la eliminatoria a favor de España. Con ello, la ‘Armada’ se acerca a las semifinales.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

trece − 11 =