Bonucci levanta ampollas entre la afición inglesa con su celebración al grito de 'It's coming to Rome'

0
55

Leonardo Bonucci fue uno de los protagonistas de la final de la Eurocopa. El jugador italiano marcó el gol del empate y posteriormente acertó con su penalti en la tanda definitiva para dar con un campeón continental. Además, tras la consecución del título, el transalpino llevó a cabo una celebración que no hizo demasiada gracia entre la hinchada inglesa.

Al grito de “It’s coming to Rome!”, Bonucci se burló del clásico “it’s coming home”. Una adaptación del cántico británico que el jugador italiano repitió varias veces ante la cámara durante la celebración del título, una vez finalizada la tanda de penaltis. La frase fue adoptada también por la hinchada italiana presente en Wembley y el grito se multiplicó.

Como sucede siempre en estos casos, las palabras de Bonucci no fueron bien aceptadas por parte de la afición inglesa que criticó al jugador por lo que consideró una burla. En redes sociales se le colocaron todo tipo de etiquetas, desde maleducado a ‘mal ganador’, pasando por algún que otro insulto y descalificación. Algo que no empaña en absoluto el hecho de que Italia arrebató el título a Inglaterra en su casa y alarga su racha de partidos sin perder a 34.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

trece − doce =