Brotes verdes para Fernando Alonso en los libres del GP de Azerbaiyán, con Carlos Sainz en zona de podio

0
39

Ni mucho menos es para alzar las campanas al vuelo, pero visto de dónde se viene hay motivos para que los fans de Fernando Alonso sonrían un poco después del arranque del fin de semana en el Gran Premio de Azerbaiyán.

El piloto asturiano finalizó en 9ª posición, en una sesión plagada de salidas de pista y algún que otro susto serio. La noticia no es tanto esta, ya que nadie puede sentirse ilusionado por un puesto así, sino por cómo lo logró: no rodó con los neumáticos más blandos y, por tanto, más competitivos. Esto invita a pensar que esa posición aún puede mejorar algunas décimas, si bien dependerá de lo que haga el resto de equipos también.

Dado el plan de trabajo de Alonso con respecto a Esteban Ocon, las sensaciones son óptimas ya que ha podido superar con solvencia a su compañero, que no pasó del 16º. El asturiano sigue con su preparación específica para seguir adaptándose a los neumáticos y a esa dirección asistida que tanta guerra le está dando en su regreso a la competición. Alpine ya había avanzado que las progresivas novedades técnicas iban a ayudar a Alonso a sentirse más cómodo, algo que en un circuito tan variable como el de Bakú es clave.

Las mejores opciones españolas están, no obstante, en manos de Carlos Sainz. Tras su histórico segundo puesto en Mónaco, el madrileño comenzó en los libres de Bakú con una más que deseable tercera posición, por detrás de Max Verstappen y de su compañero Charles Leclerc.

La gran duda estriba en los Mercedes, que en los primeros libres estuvieron totalmente desaparecidos: Lewis Hamilton marcó un pobre 7º puesto y Valtteri Bottas parece no haber aterrizado aún mentalmente (físicamente sí, pese al susto del jueves) y no pasó del 10º.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

15 + 11 =