Caótica pole de Leclerc en Bakú: cinco accidentes, incluido Sainz, y rajada de Alonso: "Van sobreexcitados algunos"

0
60

Charles Leclerc saldrá desde la primera posición del GP de Azerbaiyán después de lograr su segunda pole consecutiva (novena en su cuenta particular) en una clasificación absolutamente caótica.

Cuatro banderas rojas marcaron el devenir de una tanda que se acabó decidiendo por la gestión de los rebufos, especialmente por lo mal que lo planificaron en Mercedes: Valtteri Bottas sacrificó su vuelta para nada, ya que Lewis Hamilton (cuyo rendimiento en Bakú no está siendo tan bueno como esperaban) no logró mejorar el intento inicial de Leclerc.

De hecho, fue el piloto de Ferrari el gran beneficiado, ya que venía por detrás de ambos y en la larga recta azerí logró el tiempo en esa caótica Q3.

Una Q3 que acabó antes de tiempo por el cuarto accidente serio del día que provocó la cuarta bandera roja. En la Q1 hubo dos (Lance Stroll y Antonio Giovinazzi), otra en la Q2 (Daniel Ricciardo) y la última en la tanda final (Yuki Tsunoda).

Todas ellas fueron en la temible curva 15, que ya se había cobrado alguna víctima antes. El propio Max Verstappen, en los libres de la mañana, acabó contra ese muro.

La guinda la puso Carlos Sainz, quinto accidentado del día. El madrileño fue justo detrás de Tsunoda, pero no llegó a darse contra ese muro, sino que se fue a la escapatoria. Este incidente dejó una mala sensación al español, que saldrá 5º en busca de un nuevo podio.

Visto lo difícil de este circuito, ni mucho menos es un objetivo impensable.

Todos estos incidentes generaron un cierto malestar en Fernando Alonso, que no pudo hacer una vuelta rápida (como los demás) en la Q3. El asturiano por fin superó a Esteban Ocon con solvencia (el francés no pasó de la Q2 y saldrá 12º) después de sentirse mucho más cómodo durante todo el fin de semana.

Después de hacer su primera vuelta en la Q3 con neumáticos usados, quería haber puesto nuevos para la segunda y poder aprovechar la extrema igualdad vista aquí para auparse al menos un par de posiciones. El accidente de Tsunoda lo impidió.

En opinión de Alonso eso se debe a que el resto de pilotos van un poco sobreexcitados. “Aquí se puede adelantar, en la recta se puede. Si la gente sigue conduciendo al 120% por encima de sus posibilidades, habrá muchos safety cars; si la gente se calma un poco, tendremos una carrera normal. Mañana van más tranquilos, hoy van sobreexcitados algunos”, deseó ante la carrera.

Esta es la mejor clasificación de Alonso en Bakú, ya que salió 14º en 2016, 16º en 2017 y 12º en 2018.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

11 − cuatro =