Carlos Sainz: "¿Llegar a los 40 como Alonso? Trabajo para alargar mi carrera deportiva lo máximo posible"

0
42

Carlos Sainz y uno de sus principales patrocinadores, Estrella Galicia (que le ha acompañado desde que llegó a la GP3 en 2013), comparten una carrera que, si se cumplen sus objetivos, puede estar aún en casi la mitad de su etapa.

Y es que el madrileño, que pasó por la capital para un “reencuentro” con la prensa (especialmente la que no viaja a los Grandes Premios por esas burbujas antiCovid que le tienen “un poco cansado ya”) admitió que ve con buenos ojos lo de alargar su etapa deportiva hasta más allá de los 40, como ha hecho su buen amigo Fernando Alonso o su propio padre, que en 2022 cumplirá los 60.

“Mi método de trabajo es intentar alargar mi trayectoria deportiva y prepararme para estar el máximo tiempo posible. Para mi los deportistas que buscan alargar su carrera deportiva es un compromiso con su deporte. Si estaré con 38 o 40, no lo sé, ahora mismo te diría que sí me apetece. Yo estoy trabajando para ello, por salud que es algo que debería hacer todo el mundo a menor escala”, recordó el piloto de Ferrari.

La Scuderia ha sido un cambio muy importante en su vida, y allí se ha encontrado una filosofía totalmente nueva de trabajo. En pleno proceso de reestructuración (Mattia Binotto tiene mucho que ver), ha sabido lo que es ser piloto de Ferrari fuera de la F1, que es tan o más importante. Por ejemplo, unos días atrás pudo montar a sus padres y sus hermanas en un triplaza y darles unas vueltas en Fiorano, el circuito de pruebas que está anexo a la sede del equipo más legendario del automovilismo.

“Es algo que no se me va a olvidar nunca. Y el GP en Monza, con los tifosi, que casi me vuelcan la caravana de la ilusión de tener un piloto de Ferrari cerca. O estar en mi oficina de Maranello y que te llamen para probar un Ferrari clásico en Fiorano. Son cosas que en otros equipos no pasan. Estoy empezando a disfrutar la experiencia de ser piloto de Ferrari”, admitió.

Aunque esa adaptación está siendo calmada. “Aún no soy el piloto de McLaren se tiraba a saco”, confiesa un Sainz que se ve pecando “un poco de conservador”. Le falta ‘feeling’ con el coche, aunque poco a poco lo está logrando. “Si ves que estoy yendo rápido y cómodo, pero sigue habiendo errores por falta de conocimiento del coche. Lo sigo pagando. Hay que estar años con el equipo para sacarle todo el rendimiento, ya lo vimos en McLaren. Cada vez me voy adaptando más, pero hay veces que pienso ‘cómo me gustaría haber sabido esto o lo otro’”, se lamenta… aunque tiene claro cuál es el foco: 2022.

El gran cambio normativo que va a barajar la Fórmula 1 está en la mente de todos, incluido él mismo que trabaja “un 90%” en el coche del próximo año en sus sesiones de simulador.

Aunque McLaren ha logrado una victoria justo después de que él se vaya, Sainz no se arrepiente. Y, de hecho, se mostró algo molesto sobre la pregunta. “Sabía que iba a llegar. “Ahora que ha ganado, me preguntan. El año pasado estuve muy cerca de ganar en Monza… Este año en Silverstone o en Hungría nadie me preguntaba. ¿Si echo de menos McLaren? No. Estoy disfrutando en la F1, confío mucho en Ferrari en el proyecto a largo plazo y estamos trabajando muy duro para ganarlo”, zanjó, contundente.

Antes de afrontar el futuro, tiene un 2021 con un gran reto: el 3º en el Mundial de Constructores, un puesto que precisamente se disputa con McLaren. “El objetivo bonito es acabar 3º, una pelea bonita con un equipo histórico como McLaren y son dos estructuras en reestructuración que buscan acercarse a Mercedes o Red Bull. Sabemos que es difícil, pero si conseguimos ser 3º sería muy bueno para llegar más fuertes al año que viene“, apuntilló.

Aunque su etapa con Ferrari acaba de iniciarse, es consciente de que su reto a largo plazo es ser campeón del mundo. Por eso, repasar los años de gloria que se intuyen en el documental de Michael Schumacher que acaba de estrenar Netflix le hace pensar que es posible… y que él no quiere ser un segundo plato, como lo fueron Rubens Barrichello o Felipe Massa.

“Se me queda corto (el documental), porque es una historia tan especial y tiene tantas anécdotas, me hubiera gustado que hubieran hecho 10 capítulos y que me hubieran contado más en detalle una historia que viví de pequeño. Pero estuve las dos horas pegado al documental. ¿Ser feliz como un Barrichello? No, soy feliz ganando. Me machaco en Maranello para ser campeón con Ferrari algún día. ¿Pasará? No lo sé”, finalizó.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

catorce − once =