Carlos Sainz se reta con Fernando Alonso para el GP de España: "Prefiero estar delante y no tener que adelantarle"

0
52

Carlos Sainz vivió un fin de semana inusual en el GP de Portugal. El sábado tuvo una gran clasificación que le valió para salir quinto el domingo, cuando acabó en una pobre 11ª posición en buena medida por culpa de la pésima gestión estratégica de Ferrari.

“Se ha demostrado que el equipo ha dado un paso adelante muy importante, que hemos vuelto al camino correcto, y ahora necesitamos un poco más de tiempo. Para llegar a mi cien por cien de potencial como piloto de Ferrari todavía queda. En Portimao se vio que sigue faltando un poco de integración y saber entenderse, pero es parte del aprendizaje. Llevamos tres carreras y quedan 20. No me preocupa lo más mínimo, voy cumpliendo plazos, haciéndome al equipo y al coche. En estas tres carreras ha habido una progresión constante y hay que seguir así”, señaló al respecto, algo autocrítico, en un encuentro digital con uno de sus patrocinadores, Estrella Galicia 0’0.

Por el camino en Portimao vio cómo su buen amigo Fernando Alonso le ganaba una de las posiciones que perdió, algo que no se había producido desde hace años. Sainz, con un monoplaza teóricamente superior, admite que aquello le picó un poco.

“Prefiero estar delante y no tener que adelantarle. Todos vieron lo que iba sufriendo y la poca resistencia que pude hacer. Me alegro por Fernando. Hizo un carrerón y se lo merece. La clave de esa carrera es que nosotros no nos teníamos que haber ido hacia atrás”, señaló Sainz.

En este sentido, Sainz salió en defensa de Alonso después de las críticas que ha recibido en estos días. “Alucino con lo rápido que la gente saca conclusiones, que intenta hacer valoraciones. No se dan cuenta de lo competitiva que es la F1 y lo que puede costar adaptarse rápido con pilotos con tanta experiencia cuando llegas nuevo después de dos años sin competir”, señaló, y advirtió que Alonso es un piloto al que esto “se le pasa rápido”.

“El domingo pudo hacer un carrerón. No existen trucos de magia. Si haces un buen trabajo, de repente las críticas son admiraciones. Un día todo el mundo te critica y al siguiente eres bueno otra vez. Por eso cada vez leo menos ni me creo esas valoraciones”, lanzó también sobre las opiniones que se vierten.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

tres + dieciocho =