Cinco conclusiones tras los test de Bahréin de Fórmula 1: se viene una temporada mucho más igualada

0
104

La pretemporada más corta de los últimos años ha permitido escribir las líneas generales de la temporada que arranca en dos semanas, en el mismo circuito de Bahréin donde se han celebrado los test.

En resumen, se puede confirmar que la parrilla va a estar muy igualada… al menos en la zona media, donde tanto Fernando Alonso como Carlos Sainz van a pelear por rapiñar algún podio, si pueden y sus coches les dan para ello. No obstante, se pueden establecer cinco conclusiones:

Fernando Alonso aterriza en la Fórmula 1 como si no se hubiera ido. En apenas dos días de trabajo ha mostrado competitividad, regularidad y consistencia, lo que ya es un éxito habida cuenta de la convulsa pretemporada que ha pasado, accidente de bici incluido.

Alpine, pese a su ingeniosa solución aerodinámica, no parece haber avanzado lo suficiente como para pelear por la parte alta de la parrilla. No tanto por su trabajo, sino porque los demás también han dado un paso adelante. Renault fue el último año un rival por la zona de puntos y acabó entre los candidatos a podio. Todo parece que será igual con Alpine.

La ventaja con la que contaban en 2020 es tal que o bien se han acomodado, o bien han dedicado estos tres días a probar con algo que no les ha salido nada bien. Las dudas que ha generado no tanto el rendimiento a una vuelta, sino el comportamiento del W12 en general invitan al optimismo moderado a quienes quieren ver más alternancia por la victoria.

Ver a Lewis Hamilton ‘culebrear’ al salir de una curva, o trompear a la entrada de la recta de meta del circuito bareiní no es nada que entrara en los guiones ni de los más optimistas. Los problemas como la caja de cambios rota el primer día y los sucesivos fallos de Aston Martin (que es prácticamente igual) han hecho levantar muchas cejas.

No sería la primera vez que Mercedes en pretemporada muestran una cara y luego en la primera carrera vuelven a arrasar, pero, ¿y si la FIA ha acertado, por fin, con la nueva normativa aerodinámica y se puede ver el fin de su dictadura? ¿y si no hacer ni un ensayo previo les ha costado demasiado caro?

A una vuelta y en tandas largas, Carlos Sainz y Charles Leclerc han mostrado más competitividad que el año pasado, de largo. El SF21 tiene un trabajo excelso en su parte trasera, en el difusor y la aerodinámica, y aunque empezó los test ciertamente nervioso, los acabó mucho mejor. Además, el motor ha dado un salto adelante y prueba de ello es que también los Alfa Romeo han avanzado en potencia.

Sainz parece haberse adaptado perfectamente a la estructura de Ferrari y su forma de trabajo, aunque aún tiene meses para seguir acostumbrándose. Si consigue encajar pronto, junto a Leclerc, puede repetir la resurrección del Cavallino como hizo en McLaren.

El cambio al motor Mercedes de McLaren generaba muchas dudas, pero el MCL35M está muy trabajado aerodinámicamente y así es más fácil que todo funcione. Lando Norris y Daniel Ricciardo se han mantenido como los más constantes en los tres días, tanto a una vuelta como en tandas largas.

Buena culpa de ello es la solución técnica que han encontrado en el difusor trasero para maximizar esas limitaciones de normativa. Si les sale bien en carrera, que nadie dude que será copiado por el resto de equipos.

Si Mercedes la ha pifiado, como apuntan los más optimistas, su trono en la Fórmula 1 ya tiene prácticamente dueño: Red Bull. Los que dominaron antes de la era híbrida han encontrado en la continuidad su mejor arma, aunque no han dado ni media pista de lo que han hecho con ese difusor.

El motor Honda funciona, y de qué manera (ya lo hubiera querido McLaren hace unos años…), lo que unido a un Max Verstappen cada vez más maduro y un Sergio Pérez que en cuanto acabe de encajar en el equipo va a mejorar (no es muy difícil) lo que hizo Alex Albon en 2020, puede ser garantía de más pelea por victorias. Con un poco de suerte.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

3 + 14 =