Coronavirus.- Zahara de la Sierra se 'blinda' con un solo acceso abierto con controles de entrada y salida

0
74

El alcalde de Zahara de la Sierra, Santiago Galván (PSOE), ha asegurado que la decisión de blindar la localidad la adoptó el equipo de gobierno municipal el pasado domingo ante la “preocupación” existente en la población por el avance del coronavirus aunque “afortunadamente no tenemos ningún caso en el municipio ni nadie en cuarentena”.

En una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, Galván ha explicado que de las cinco entradas y seis salidas del municipio “hemos decidido dejar una única entrada principal donde Guardia Civil y Policía Local puedan hacer los controles pertinentes de entrada y salida y la verdad es que la medida ha sido bien aceptada por los ciudadanos”.

“TURISTAS DESPISTADOS”

“Nos habíamos encontrado a algunos turistas despistados que llegaban, familias enteras que entraban y pensamos que podía ser una buena idea y estamos muy satisfechos de haberlo hecho”, ha añadido el regidor, que ha recordado que ya se habían adoptado otras medidas ante el coronavirus como la desinfección de calles, un servicio de compras a domicilio mañana y tarde en todas las tiendas abiertas en el pueblo o ayudas económicas a autónomos y emprendedores.

Según Galván, el Ayuntamiento no puede “cortar” la carretera provincial CA-9204 que bordea la localidad, pero sí tiene potestad para la “organización de la circulación interior en el término municipal, que es la que hemos cambiado dejando el acceso provincial”. El alcalde ha indicado que trasladó la decisión municipal al subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, la Guardia Civil y la Dirección General de Tráfico.

Preguntado por si se realizan controles de temperatura a quienes intentan acceder al municipio, Galván ha señalado que el Ayuntamiento “no tiene potestad” en materia sanitaria y ha apuntado que “la administración autonómica podría ofrecernos esta colaboración y ayuda, que no vendría nada mal”.

CONTROLES A TRANSPORTISTAS, PROVEEDORES Y TRABAJADORES DE FUERA

“Se controla que vienen con mascarillas, guantes y medidas de protección individual aquellos transportistas y proveedores que vienen al municipio o a los cuatro trabajadores de la residencia de ancianos que vienen de fuera”, ha añadido el alcalde, que ha comentado que el blindaje del municipio no ha estado motivada por la “grave situación” que vive Alcalá del Valle, que registra más de 60 casos confirmados de coronavirus.

Por último, Galván ha indicado que ya ha recibido consultas sobre estas medidas de otros pueblos cercanos como Algodonales y Grazalema y ha defendido que “todas las medidas que se tomen son pocas y hay que hacer un esfuerzo compartido”.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

7 + 6 =