Dembélé vs. Vinícius: los números de los 'renacidos' antes del Clásico

0
32

El segundo Clásico de LaLiga se encuentra a la vuelta de la esquina y esta temporada podría ser un encuentro determinante en la lucha por el título liguero en el que este año hay un tercer participante -y favorito al liderar la carrera-, el Atlético de Madrid. FC Barcelona y Real Madrid ocupan la segunda y tercera plaa de la clasificación, respectivamente, separados por solo dos puntos, después de haber tenido un arranque de campaña dubitativo en el que los rojiblancos supieron sacar provecho.

Sin embargo, en la segunda vuelta del campeonato ambos supieron poner la marcha más alta para no terminar descolgándose del todo y los papeles se invirtieron. Tanto Zidane como Koeman supieron dar con la tecla para enchufar a sus futbolistas y aprovechar las flaquezas de un Atlético que se iba dejando puntos.

En estos meses han destacado un futbolista de cada conjunto por encima del resto, erigiéndose como estrellas para darles puntos importantes a sus equipos tras haberles dado por muertos: Ousmane Dembélé en el Barça y Vinícius Jr. en el Madrid.

El delantero francés, después de unas temporadas en las que las lesiones no le han permitido demostrar su fútbol, ha sabido sobreponerse y dar un paso adelante mostrando su mejor versión este año, sobre todo después de caer lesionado en diciembre, perdiéndose prácticamente el mes entero y renaciendo los fantasmas de las recaídas pasadas.

Tras recuperarse, Dembélé se ha vuelto un fijo en los onces de Koeman y ha destapado una nueva faceta en su amplia versatilidad. El técnico ha encontrado en él a un delantero centro que está siendo una pesadilla para los rivales con sus constantes desmarques, pudiendo definir con cualquiera de las dos piernas, además de caer a banda para volver su posición natural. Respuesta inmediata: 4 goles en los 6 partidos en el que ha sido el referente del ataque azulgrana.

Una situación similar vivió el futbolista del Real Madrid. Durante unos meses dejó de contar para Zidane, que le relegó al banquillo y a los minutos residuales de los partidos durante diciembre y enero. Sin embargo, la plaga de lesiones que ha desolado al equipo blanco esta temporada, fue obligando al francés a devolverle al equipo y Vinícius respondió.

Con su habitual descaro en el campo fue recuperando la confianza de Zidane y poco a poco ha tenido más presencia como titular, aunque seguía sin pulir la faceta que más le penaliza: la definición. El brasileño ha sido constantemente objeto de mofa ante su poca capacidad para ver puerta, aunque a base de trabajo y dedicación, las tornas están comenzando a cambiar. Prueba de ello ha sido su última exhibición en Champions en el partido contra el Liverpool en la que anotó dos tantos para que el Madrid ponga un pie y medio en las semifinales

Otra de las comparaciones en las que ambos se asemejan es en los números. Los dos han disputado prácticamente el mismo número de partidos, 36 de Dembélé por 37 de Vinícius, pero la aportación ofensiva del extremo del Barcelona es ligeramente superior a la del merengue.

El Mosquito ha aportado 10 goles y 4 asistencias en todas las competiciones a sus compañeros durante esta temporada. Muchos de ellos han sido de una importancia vital para el éxito de los culés, como el último en el descuento contra el Valladolid para recortarle tres puntos al Atlético; o el primero en la semifinal de Copa contra el Sevilla para iniciar la remontada.

Por su parte, Vini ha contribuido con 6 goles y 6 asistencias. Dos de ellos, los más recientes contra el Liverpool, le sirvieron para confirmar la buenas sensaciones de los últimos partidos y dejar prácticamente asegurada su presencia en el once titular de Zidane. También en liga ha logrado salvar puntos para los suyos, como con sus goles contra el Valladolid o la Real Sociedad.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

2 × 2 =