Desalojan un reñidero de gallos con un aforo siete veces mayor al máximo: más de 130 personas cuando el límite era 18

0
89

La Guardia Civil de Cádiz ha intervenido en un reñidero de gallos en Villamartín, en la Sierra de Cádiz, al verificar que en el interior del establecimiento había más de 130 personas cuando el aforo estaba limitado a 18. Además, se encontraban entre el público asistente numerosas personas de provincias como Málaga, Sevilla y localidades gaditanas que actualmente se encuentran cerradas perimetralmente.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, se han tramitado más de un centenar de denuncias administrativas a la Ley de Seguridad Ciudadana, incumplimiento de las medidas decretadas con motivo del Covid-19, así como por la celebración de la tienta de gallos en contra de las normas vigentes en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Además, también durante el transcurso del operativo se han detenido a dos personas por tráfico de drogas.

El operativo llevado a cabo por distintas unidades de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Villamartín (Cádiz), tuvo lugar durante la tarde del pasado sábado, como consecuencia del aumento de casos positivos por Covid-19 detectados en la zona en las últimas semanas.

Entre las verificaciones de movilidad realizadas, los guardias civiles comprobaron cómo numerosas personas con residencia en municipios con restricción de movilidad se encontraban en zonas de ocio de municipios cerrados perimetralmente, siendo el caso más llamativo el de un reñidero de gallos en la localidad de Villamartín cuyo aforo se había limitado a 18 personas.

Cuando los agentes procedieron a la inspección de la asociación gallística, observaron sorprendidos que se estaba celebrando una tienta de gallos sin respetar las más elementales mediadas de seguridad, incluso previas a la pandemia del Covid-19.

Por detallar algunas de las numerosas infracciones observadas se había sobrepasado el aforo permitido para el local, que en condiciones normales estaría en 45 espectadores y que actualmente se sitúa en 18 personas, mientras que los guardias civiles contabilizaron más de 130 asistentes sin distancia de seguridad, en muchos casos sin mascarillas o con ellas mal colocadas. Asimismo, se verificó la presencia de varios menores que en ningún caso podrían asistir como público, apuestas ilegales, consumo de bebidas alcohólicas, consumo y tenencia de estupefacientes, tenencia ilícita de armas, maltrato animal.

Una vez verificada la identidad de los asistentes se pudo comprobar que varios de ellos tenían residencia en las provincias de Málaga y Sevilla, además de numerosos vecinos de localidades limítrofes que actualmente se encuentran cerradas perimetralmente como Puerto Serrano, con una alta tasa de incidencia de coronavirus actualmente.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

quince − 3 =