Djokovic 'enloquece' en su derrota contra Carreño: tira una raqueta a la grada, destroza otra y renuncia al bronce de dobles

0
155

Novak Djokovic ha sido la gran decepción del torneo de tenis de estos Juegos Olímpicos. El número uno del mundo llegaba como claro favorito al oro, tras las bajas de Nadal y Federer y se esperaba que, como mínimo, subiese al podio. Sin embargo, eso no estaba en los planes de Zverev o de Pablo Carreño, sus dos verdugos del campeonato, que le dejaron primero sin final y luego sin bronce.

Esa frustración y presión terminó pudiendo con Djokovic en el partido contra Carreño. Pese a que el serbio plantó cara hasta el final al tenista español, salvando hasta cinco pelotas de partido, mostró en varias ocasiones su enfado y lo terminaron pagando sus raquetas.

Primero, ceder el primer juego del tercer set, en un punto en el que Carreño le movió por toda la pista y el serbio salvó golpe tras golpe hasta caer vencido por el vaivén al que le sometía el español. Tras no llegar pese al gran esfuerzo, Djokovic lanzó su raqueta hacia la grada, lo que le valió el primer ‘warning’ del partido.

Tan solo dos juegos después, y con break de Carreño, Djokovic reincidía. Esta vez, destrozando su raqueta contra el poste de la red, viendo que su rival se ponía 3-0 arriba. El gesto le valió un segundo aviso por parte del árbitro que, para la sorpresa de Carreño y su equipo, no sancionaba al serbio.

Ya después del partido, se conoció el bombazo: Djokovic renuncia al dobles mixto y no disputará la pelea por el tercer puesto. La decisión del número uno del mundo condenó a su compañera, dándole la medalla de bronce de manera automática a la pareja australiana Barty-Peers.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

dieciseis + quince =