Dos altas, una duda y una baja más… la enfermería condiciona los planes de Zidane en la Champions ante el Chelsea

0
42

Ni una sola semana tiene el Real Madrid sin malas noticias desde la enfermería. La de esta es la lesión de Raphael Varane, que se perderá el partido ante el Chelsea de mañana de la vuelta de las semifinales de la Champions.

La baja del central galo se une a las de otros dos defensas, o al menos que han ejercido como tal: Dani Carvajal y Lucas Vázquez. Sin ellos tendrá que formar Zidane una defensa de circunstancias en la que la gran novedad puede ser el regreso de Sergio Ramos al equipo… y como titular.

Lleva el capitán blanco sin jugar desde que lo hiciera unos minutos con España ante Kosovo en el último parón de selecciones. Han transcurrido casi cinco semanas, y el jugador sevillano ha pasado en ese tiempo el coronavirus, pero ya está plenamente recuperado. Podía incluso haber vuelto ante Osasuna el sábado, pero Zinedine Zidane prefirió no forzar sabiendo lo que venía en los siguientes partidos. Y acertó: su presencia ahora es clave.

El grandísimo nivel ofrecido por Eder Militao en los últimos partidos ha sido sin duda una de las mejores noticias de la temporada. Zidane ha ganado un efectivo de confianza y todo apunta a que el brasileño volverá a formar en el eje central. A partir de ahí, el técnico galo solo tiene dos opciones: si decide alinear a Ramos, Nacho pasará al lateral derecho. Si no, lo hará de central con Odriozola en la banda.

También estará disponible para el choque en Stamford Bridge Ferland Mendy, que no ha podido disputar los últimos cinco encuentros por una lesión muscular. La presencia del francés, que se ejercitó ayer de nuevo con el resto de sus compañeros, es clave para ganar en consistencia defensiva y fortaleza física ante las dudas que ofrece Marcelo en el lateral izquierdo. Además, el brasileño todavía está pendiente de si debe formar parte de la mesa electoral a la que ha sido citado para las elecciones a la Asamblea de Madrid. Hoy, a primera hora de la mañana, acudirá a cumplir con su obligación y si no queda liberado en la constitución de la mesa, el club intentará que el jugador viaje en un vuelo privado por la noche. Pase lo que pase, eso sí, estará disponible ante el Chelsea en Stamford Bridge.

El caso que más incertidumbre crea es el de Fede Valverde, que ayer se sometió a un test PCR para ver si había superado ya el coronavirus, pero la prueba dio un resultado no concluyente. El jugador uruguayo no está descartado para el choque de mañana en Londres, pero necesita dar negativo en el test que se le realizará mañana por la mañana para poder viajar con sus compañeros.

Lo que está claro es que Valverde, que lleva cinco partidos sin jugar, llegará muy justo de forma. Su presencia, bien sea de inicio o bien unos minutos en la segunda parte, se antoja como muy importante para dar un respiro en el centro del campo, la zona en la que el Chelsea fue muy superior al Real Madrid en el partido de ida con un N’Golo Kanté inmenso. Que el futbolista charrúa llegue o no al choque condicionará, sin duda, los planes de Zidane para el partido más duro de los blancos en esta temporada.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

tres × cinco =