Dudan de la Q de calidad de Palmones por Acerinox y las industrias

0
258

Cooperación Alternativa y Agaden solicitan al Ayuntamiento de Los Barrios “la documentación remitida al Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE), para la obtención de la Q de calidad para la playa de Palmones, así como los costes económicos asociados a dicha certificación, y cuestionan la situación de la playa de Palmones y su entorno”.

Desde Agaden y Cooperación Alternativa celebran la obtención de dicho galardón, pero ponen en duda que dicha certificación “refleje lo que se va a encontrar el turista una vez llegue a la playa de Palmones, un entorno deteriorado desde hace décadas por la presión industrial y la dejadez de las administraciones local y autonómica y que a día de hoy sigue enfrentándose a riesgos como la implantación de tanques de almacenamiento de hidrocarburos, o ampliaciones de las industrias ya existentes, que dificultan el desarrollo de otros sectores vinculados al turismo. La contaminación acústica procedente de la factoría de Acerinox y la central térmica son evidentes en cualquier época del año para cualquier visitante de la playa de Palmones, y las medidas correctoras que debían implementarse no se realizan adecuadamente. Dudamos de que esos niveles de ruido mejoren la experiencia turística y la satisfacción de los visitantes”.

La calidad de las aguas de la playa y del río de Palmones son “más que discutibles, a lo largo de su cauce podemos encontrar numerosos puntos de vertidos de aguas sin depurar en ambas orillas, los vertidos de aguas fecales procedentes de las obsoletas y saturadas estaciones de depuración de aguas residuales del municipio siguen sin corregirse, así, tal y como reconoció el alcaldable por Los Barrios 100×100, Miguel Alconchel en el pleno municipal de 12 de junio de 2017, las aguas residuales de los vecinos de la barriada de Puente Romano son vertidas al río Palmones y a la bahía sin depurar, a pesar de que el equipo de municipal lleva gobernando desde 2011 en Los Barrios, no se han acometido obras que garanticen un servicio básico y obligatorio como es la recogida y tratamiento de las aguas residuales antes de ser vertidas a un entorno protegido como es el Paraje Natural Marismas del Río Palmones, un incumplimiento claro de Ia normativa y de sus obligaciones como responsable de medio ambiente, que ponen en riesgo la salud de la población y su medio ambiente”.

Destacan los “continuos vertidos de lixiviados de la planta de residuos sólidos urbanos gestionada por Mancomunidad y vertedero de residuos inertes de CMT Carmín y de residuos industriales de FCC y la empresa municipal Gamasur, que han castigado gravemente durante años al río Palmones, y que siguen siendo un riesgo para este paraje natural”.

Ambos colectivos también recuerdan que “la playa de Palmones se cerró al baño en 2013 por la alta presencia de E.Colli. Los análisis de las aguas de baño se realizan en la época estival y el pasado año 2017 la calidad de estas aguas empeoraron con respecto años anteriores, por no hablar de los fondos marinos aledaños al pantanal de Acerinox y la central térmica de Viesgo”.

“Las continuas emisiones contaminantes de cenizas tóxicas por parte de Acerinox las cuales inundan de partículas el aire de los alrededores de Palmones y Guadacorte, que dejan cubierta la arena, las aguas, el parque infantil, los chiringuitos, el colegio y las viviendas, de polvo y cenizas tóxicas para la salud y el medio ambiente, evidenciando la connivencia del ayuntamiento de Los Barrios y la Junta de Andalucía. Dudamos de que esa mejore la experiencia turística y la satisfacción de los usuarios. Una buena experiencia implica aumentar el gasto del visitante ayudando a mejorar el tejido económico y social local”, apuntan.

También señalan, en referencia a Acerinox, “el impacto visual de la nueva ampliación de la factoría acerera es visible desde cualquier punto de la bahía, mención aparte merece los alambres de espino, o mejor dicho concertinas con las que Acerinox, con el visto bueno del ayuntamiento de Los Barrios, ha engalanado la avenida Manuel Moreno, unas de las vías de acceso principal a Palmones y su playa”.

Cooperación Alternativa y Agaden preguntan al concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Los Barrios y líder del partido Los Barrios 100×100, Miguel Alconchel, si “aún cree compatible la instalación de tanques de almacenamiento de hidrocarburos con el desarrollo turístico de Palmones, a la vez que le recomiendan regularizar la situación de los servicios que ofrece la playa y acabar con los atentados al medio ambiente por parte de Acerinox. La certificación por la que el ayuntamiento ha pagado requiere de una política activa de protección ambiental de la playa de Palmones y un compromiso de desarrollo sostenible y respetuoso con el entorno natural, algo de lo que carecen el alcalde Jorge Romero y su equipo de gobierno, minimizar el riesgo de contaminación y accidentes en la playa, es aumentar la salud y la seguridad en esta, algo que pasa entre otras cosas por ponerle limites a la grandes industrias ubicadas en lo que antes fue la playa de Palmones”.

“La participación de la ciudadanía en asuntos como la gestión de su entorno natural es fundamental, además de un derecho, pero ni es ni ha sido una prioridad en la agenda del equipo de gobierno ligado a Los Barrios 100×100, ni del resto de partidos de la oposición, así el Consejo Local de Medio Ambiente, único órgano que tiene por objeto canalizar y favorecer la participación de los ciudadanos, en aquellos asuntos relacionados con la protección del medio ambiente y defensa de la Naturaleza, el fomento del desarrollo sostenible, la mejora de la calidad de vida y el incremento de la habitabilidad y la sostenibilidad de Los Barrios, Palmones, Los Cortijillos, Gudacorte y Puente Romano, se ha convertido en un foro muerto al que sólo resucitan en época electoral o en convocatorias de fondos EDUSI, lleva años sin convocarse, impidiendo la partipación de los vecinos de Palmones en decisiones que afectan el presente y el futuro de su territorio”, concluyen.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

veinte − 1 =