El Ayuntamiento adopta medidas preventivas ante el virus de Nilo

0
175

En un comunicado, la concejala de Salud, Eva Tubío, ha enviado un mensaje de tranquilidad, “ya que no se han detectado ningún caso en Cádiz pero eso no significa que no debamos estar preparados puesto que la prevención desempeña un papel fundamental”.

En total, en la provincia de Cádiz se han producido tres fallecimientos de personas por el virus de la fiebre del Nilo, de los cuales dos eran vecinos de Vejer, un hombre de 59 años y otro de 73 que falleció el pasado jueves. Anteriormente, se registraba el fallecimiento por esta misma causa de una mujer de 87 años que se encontraba ingresada en el Hospital de Puerto Real.

La Junta estableció el pasado lunes dos zonas de riesgo en la provincia, una situada en el término municipal de Puerto Real y otra en el triángulo formado por los términos municipales de Alcalá de los Gazules, Benalup-Casas Viejas y Medina Sidonia, así como los términos limítrofes, como son Vejer, Conil y Barbate.

Tubío ha asegurado que el término municipal de Cádiz “no está considerado zona de riesgo, cosa que sí lo está el municipio vecino de Puerto Real, por lo que es conveniente adoptar iniciativas que eviten la proliferación del mosquito y aquellos factores que favorezcan su reproducción y presencia de larvas en aguas estancadas y zonas con exceso de humedad”.

Entre las recomendaciones que se realizan desde la Delegación de Salud se encuentran la eliminación de las condiciones que faciliten o permitan el desarrollo de larvas o la presencia de mosquitos en las instalaciones, edificios, establecimientos, especialmente en lo relacionado con los parques y jardines, la limpieza viaria, las playas o los espacios naturales,

Además, se recomienda vigilar y cuidar de especial manera el entendimiento de riego y de los métodos de limpieza para evitar el encharcamiento y la acumulación de aguas estancadas, así como el vaciado o protección de lugares donde se produzca acumulación de agua.

En cuanto a los parques y jardines, se pide que haya una reducción del riego para evitar la humedad excesiva, si procede y la utilización de productos fitosanitarios adecuados en las zonas ajardinadas.

Por último, se solicita la realización de una diagnosis de la situación que facilite, cuando proceda, la adopción de las medidas específicas de control necesarias en caso de identificar indicios o presencia de mosquitos (huevos, larvas o adultos).

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

5 × 5 =