El Ayuntamiento de San Fernando licita la segunda fase de la reforma del alcantarillado de la barriada de Bazán

0
47

Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, esta nueva fase, que se llevará a cabo cuando concluyan los trabajos actuales, consistirá en el desvío del colector principal procedente de la zona militar y del barrio de la Casería por las calles Cantabria y Navia.

Además, la actuación incluirá la ejecución de un colector de aguas residuales, la construcción de un aliviadero en la glorieta de la calle Cantabria, otro aliviadero en el parque Héroes de Cuba y un canal abierto para la descarga de aguas pluviales. Las empresas interesadas tienen de plazo hasta el próximo 30 de agosto para presentar sus ofertas al Ayuntamiento.

La alcaldesa, Patricia Cavada, ha valorado el nuevo paso que ha dado el Ayuntamiento y ha recordado que “hace pocos meses, a finales de abril, se asistió a un momento histórico con el inicio de esta importante obra que va a permitir que esta barriada tenga una nueva red de saneamiento, que separará las aguas residuales de las pluviales, evitará las inundaciones y resolverá también un problema de insuficiencia hidráulica que viene padeciendo desde hace muchos años”.

Además, la alcaldesa ha recordado que la barriada ha presentado innumerables problemas con la red de evacuación, ya que la estructura actual tiene 150 años y por ella evacuan tanto las aguas pluviales como las fecales procedentes de La Casería, la Población Naval de San Carlos y la propia Bazán, lo que provoca numerosos problemas en la barriada, entre ellos, inundaciones e insuficiencia hidráulica.

En este sentido, la regidora ha asegurado que “esta importante inversión permitirá a la barriada Bazán disponer de una red separada para aguas residuales y aguas pluviales, lo que ofrecerá una mayor sostenibilidad al vecindario y, en general, a toda la población isleña”, al tiempo que ha detallado que “esta actuación está enmarcada dentro de las acciones del Ayuntamiento en la lucha contra el cambio climático para dotar a la ciudad de una infraestructura hídrica a la altura de una ciudad que convive con un Parque Natural”.

Asimismo, la regidora ha explicado que esta nueva fase comenzará una vez concluyan los trabajos que se están llevando a cabo en la actualidad, ya que para su ejecución es necesario tener construidas las dos estaciones de bombeo contempladas en el proyecto de renovación integral, una de aguas residuales que recogerá todas las aguas fecales de la zona y que se conectará con la existente en la Venta de Vargas, y otra de pluviales, que recogerá toda el agua de lluvia.

Cuando concluya esta nueva fase, ha argumentado el consistorio, se ejecutará la renovación de las redes del interior de toda la barriada, completando la red de pluviales existentes en la barriada, tanto en las calles como en el interior de los patios.

La primera fase cuenta con una inversión municipal de cerca de 1,1 millón de euros y esta nueva fase del proyecto ha salido a licitación por casi 1,2 millones de euros.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

quince − once =