El Barça podría tener dificultades para inscribir a los nuevos fichajes a pesar de la marcha de Messi

0
65

La salida de Messi del Barcelona ha servido a la entidad para rebajar notablemente la masa salarial, sin embargo, pese a ser un alivio para las arcas del club, no termina con todas las complicaciones económicas del Barça. Las finanzas del equipo catalán siguen lastradas por jugadores con salarios muy altos, algo que obstaculiza la inscripción de las nuevas incorporaciones.

El Barça, acusando la mala gestión económica de la anterior directiva, no ha tenido más opción que aprovechar a jugadores libres de contrato para fortalecer la plantilla en el mercado estival. Memphis Depay, Eric García o Agüero llegaron a la Ciudad Condal a coste cero, pero estos fichajes podrían quedar fuera del equipo si el club no consigue reducir la masa salarial.

La directiva de Joan Laporta trabaja ya en diferentes opciones para ajustar las cuentas de la entidad, contemplando incluso la venta de grandes nombres como Griezmann, que recibe con un salario cercano a los 27 millones o Coutinho, que tras incorporarse a la disciplina culé en el mercado invernal por 160 millones de euros no ha terminado de convertirse en una pieza clave de la plantilla.

Mientras barajan medidas como la de dar salida a algunos grandes nombres o aplicar reducciones salariales a los contratos en vigor, la directiva confía en cerrar otras salidas durante los próximos días. El jugador más alejado del club es Pjanic, que podría poner rumbo a Italia esta misma semana, antes del inicio de LaLiga. También se contempla la venta de segundo portero, Neto y Umtiti, que apenas ha contado presencia en los onces de Koeman.

La directiva culé, que asumió que la situación era más crítica de lo estimado, planea obtener crédito suficiente con las ventas para poder incorporar a los nuevos jugadores, algo que a día de hoy es aún inasumible. A ello se suma la polémica en torno al acuerdo de LaLiga con CVC, que pese a poder servir como un impulso clave para la economía culé, ha sido rechazado tajantemente por Laporta.

La incertidumbre respecto a la situación de los nuevos jugadores es total y eso hace crecer la inquietud entre los aficionados barcelonistas a falta de días para que comience la competición. El caso más polémico es el del Kun Agüero, que tras la difusión de rumores sobre su intención de abandonar el club, ha sufrido una lesión de larga duración y no compareció en las gradas del Estadi Johan Cruyff durante el Gamper.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

8 − uno =