El Barça sigue sin convencer a los socios: el debut en Champions contra el Bayern tampoco llena el aforo

0
25

El FC Barcelona continúa trabajando para salir de sus crisis. Después de solucionar la institucional con la llegada de Laporta y encaminar la económica con la salidas de pesos pesados como Messi y Griezmann, se ha detectado una quizás más grave aún: la sentimental. Y es que los aficionados están sintiendo un desapego cada vez mayor que se ve cada semana.

Los aficionados del Barça siguen sin creer en su equipo, o por lo menos, eso es lo que aparentan los miles de socios que no han reclamado sus entradas para acudir al Camp Nou a animar a su equipo. Con la capacidad más alta de la temporada para el partido contra el Bayern, con 40.000 asientos disponibles, solo 31.000 seguidores estarán el martes para animar a los de Koeman.

El sabor amargo que ha dejado el mercado de fichajes en la afición, perdiendo a dos de sus jugadores más diferenciales, y con un arranque de temporada que no ha convencido, han sembrado serias dudas en los socios. Hasta tal punto que, para presenciar un auténtico partidazo contra todo un Bayern, más de 8.000 entradas han quedado libres para ser compradas en taquilla.

Lo mismo ocurrió en el último partido en el Camp Nou contra el Getafe, en el que tampoco se reclamaron todas las entradas a disposición de los abonados… incluso con un aforo menor. Contra los azulones, quedaron unas mil entradas sin recoger del total de 20.000 que estaban a disposición de los aficionados. No obstante, el partido tiene como “excusa” haberse jugado en pleno agosto contra un equipo menor.

Un problema por el que la directiva ha de estar atenta… pese a no tener ella la solución. Que los aficionados vuelvan a conectar con el equipo, una vez el mercado de fichajes ha cerrado, solo depende de lo deportivo. Koeman y la plantilla han de ser los responsables de ilusionar a la afición de la manera en la que la economía del club no le ha permitido a la dirigencia hacerlo.

Sin embargo, Laporta y compañía ya han intentado mover hilos para solucionar este problema y prueba de ello, las presuntas condiciones que le han puesto a Koeman para renovar su contrato con el Barça, como ofrecer un juego atractivo o darle protagonismo a los canteranos que tanto gustan en las gradas. Turno ahora para los del césped de demostrar y así tranquilizar a los de los despachos.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

16 + siete =