El Barça y Nike trabajan juntos sin contrato desde 2016

0
40

Según informa Efe, el FC Barcelona y Nike llevarían trabajando juntos sin contrato desde el año 2016, a pesar de que el entonces presidente, Josep María Bartomeu, anunciara una renovación con la multinacional americana hasta 2028, el acuerdo nunca se llegó a formalizar entre ambas partes.

En ese precontrato se expone que Nike paga 105 millones de euros fijos al Barça cada temporada, una cifra que puede ascender hasta los 155 si se cumplen una serie de variables. En ese acuerdo, la multinacional además de confeccionar las equipaciones del club blaugrana, se guardaba derechos de asociación, uso de la marca Barça, derechos publicitarios y de ´hospitality´.

Unas condiciones generales que fueron explicadas por Manel Arroyo, vicepresidente del área de mercadotecnia y comunicación de la Junta Directiva de Bartomeu, y que fueron aprobadas en la Asamblea de Compromisarios de octubre de 2016.

Gracias a la buena relación entre el FC Barcelona y la marca que viste al club desde 1998, se acordó formalizar el acuerdo definitivo en 2018, cuando expiraba el anterior contrato, como favor a la Junta de Bartomeu que necesitaba una inyección económica para afrontar los objetivos más inmediatos de la entidad blaugrana.

Una vez llegó julio de 2018, ciertas divergencias entre las dos instituciones impidieron formalizar el acuerdo. A pesar de ello, tanto Nike como el FC Barcelona siguieron entrelazados. Meses antes de la pandemia, ambas entidades se volvieron a plantear la formalización de ese nuevo contrato, pero la caída de Bartomeu y su Junta postergó ese acuerdo hasta la llegada del nuevo presidente.

Ya con Laporta en el palco blaugrana, el club buscó tener más autonomía en algunos aspectos de las interpretaciones subjetivas que tenía ese preacuerdo, lo que ha llevado a ciertas tensiones entre ambas entidades.

Actualmente, la relación entre ambas entidades “no es buena”, ya que la marca considera que las cifras que paga al club están por encima del precio de mercado, más con la salida de Messi y Griezmann del FC Barcelona este verano. Por el momento, la marca de Oregon no ha querido pronunciarse con respecto a ello.

Una mala relación que habría aprovechado Puma para acercarse al club culé, según explicó el diario ARA, ya que la multinacional alemana se encuentra en un momento de expansión mundial y vería al FC Barcelona como un socio estratégico, al considerarle como uno de los clubes de fútbol con mayor tirón mediático del mundo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

19 − cinco =