El cambio definitivo en el deporte universitario: la NCAA autoriza a sus atletas a cobrar por derechos de imagen

0
219

La máxima organización del deporte universitario estadounidense la NCAA autorizó este miércoles a que cada estudiante-atleta pueda recibir a través de todo el país dinero por la venta de su imagen con patrocinadores y otras variedad de actividades y empresas. La autorización comenzará a entrar en vigor a partir del 1 de julio.

La junta directiva de la NCAA decidió el miércoles suspender oficialmente las reglas de la organización que prohíben a los atletas vender los derechos de sus nombres, imágenes y semejanzas.

Las nuevas reglas representan un cambio importante en la definición del deporte amateur de la asociación, un cambio que los líderes de la NCAA anteriormente creían que era contrario a la naturaleza de los deportes universitarios.

Este es un día importante para los atletas universitarios, ya que ahora todos pueden aprovechar las oportunidades de nombre, imagen y semejanza“, declaró el presidente de la NCAA, Mark Emmert, en un comunicado. “Con la variedad de leyes estatales adoptadas en todo el país, continuaremos trabajando con el Congreso para desarrollar una solución que brinde claridad a nivel nacional”.

Emmert subrayó que “El entorno actual, tanto legal como legislativo, nos impide brindar una solución y el nivel de detalle que los estudiantes-atletas merecen“.

La decisión de la junta se produce después de varios años de debate y solo un día antes de que las leyes entren en vigencia en más de una docena de estados que harán que sea ilegal que las universidades sigan las reglas de la NCAA que, hasta esta semana, han prohibido a los atletas ganar dinero con la venta de su imagen.

Las reglas de la NCAA que impiden que las universidades paguen a los jugadores directamente permanecen intactas. La junta ordenó a las universidades que se aseguren de que los pagos a los atletas no sean expresamente por sus logros deportivos y que se aseguren de que no se utilicen pagos como incentivos para el reclutamiento.

Las nuevas reglas permitirán a los atletas obtener ganancias con su presencia en cuentas de redes sociales, firmando autógrafos, impartiendo campamentos o lecciones, iniciando sus propios negocios y participando en campañas publicitarias, entre muchas otras empresas potenciales. Además los atletas podrán firmar con agentes u otros representantes para ayudarlos a adquirir acuerdos de patrocinio.

Algunas oportunidades estarán restringidas, pero los tipos de restricciones variarán según las leyes y políticas estatales creadas por las universidades de forma individual.

Por ejemplo, algunas pero no todas las leyes estatales prohíben a los atletas respaldar productos de alcohol, tabaco o juegos de azar. Algunas, pero no todas las leyes, prohíben a los atletas usar los logotipos de su escuela u otro material con derechos de autor en los patrocinios.

De acuerdo con el cambio de reglas del miércoles, las universidades en los estados que tienen una ley NIL en los libros deben seguir la ley estatal mientras determinan lo que pueden hacer sus atletas.

Seis estados tienen legislación sobre nombre, imagen y semejanza (NIL) firmada como ley vigente en esa fecha, y varios otros estados tienen proyectos de ley en preparación. La NCAA y el gobierno federal aún tienen que contrarrestar sus contenidos.

La NCAA instruyó a las universidades establecidas en estados sin una ley NIL activa para crear y publicar sus propias políticas para brindar claridad al área gris y elaborar un plan para resolver cualquier disputa que surja.

Las preocupaciones legales, que fueron amplificadas por la opinión de la Corte Suprema de la semana pasada sobre el modelo comercial de la NCAA, obligaron a los legisladores a ser menos detallados y preceptivos de lo que hubieran preferido.

La junta directiva dijo el miércoles que los cambios en las reglas están destinados a ser temporales para garantizar que todos los atletas tengan alguna oportunidad de beneficiarse de NIL a medida que las leyes estatales comiencen a entrar en vigencia.

La junta espera que el Congreso ayude a crear una ley nacional uniforme que permita regulaciones más claras para futuros acuerdos NIL de atletas universitarios.

Los miembros del Congreso han propuesto más de media docena de proyectos de ley destinados a reformar los deportes universitarios. Todos están orientados a darle a los estudiantes-atletas mayor apoyo y oportunidades tanto educativas como económicas.

Los desacuerdos entre republicanos y demócratas sobre el alcance de los cambios que el Congreso debería imponer a la NCAA han estancado los esfuerzos legislativos en Washington, D.C., en el último mes.

Mientras tanto, los atletas de todo el país se están preparando para nuevas oportunidades en vísperas de lo que algunos en los deportes universitarios dicen que será el verano más transformador de la industria desde que se promulgó el Título IX hace casi 50 años.

Se espera que varios atletas de alto perfil anuncien nuevas asociaciones y acuerdos a partir del jueves por la mañana.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

9 + 6 =