El chivatazo de Laporta a Tebas y la indignación con Florentino Pérez que condenaron la Superliga

0
46

La creación de la Superliga anunciada el pasado domingo continúa trayendo cola pese a que prácticamente todos los equipos ya han confirmado que abandonan el proyecto. En unas nuevas informaciones que ha desvelado el New York Times, hay una serie de factores clave que contribuyeron al derrumbe de la competición, con dos personajes como principales señalados: Joan Laporta y Florentino Pérez.

En primer lugar, el presidente del FC Barcelona, elegido en las últimas semanas en el cargo, se reunió con su homónimo en LaLiga, Javier Tebas, el jueves anterior al anuncio con motivo de la victoria de Laporta. Según el citado medio, el máximo mandatario azulgrana confesó que su club iba a sumarse a once de los mejores equipos del mundo, con seis de ellos ya confirmados, para formar una competición alternativa.

Pese a que la idea de una competición que junte a los clubes más grandes del planeta no es nada nueva, habiéndose intentado en numerosas ocasiones siempre con el mismo resultado, el fracaso, Tebas sospechaba que en esta ocasión la iniciativa tenía más fuerza que en veces anteriores.

De manera casi inmediata, el presidente de LaLiga hizo saltar las alarmas entre los máximos mandatarios del fútbol europeo, llegando hasta Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, la organización que peor parado podía salir de instaurarse una Superliga que dejaría obsoleta a la Champions, dándole el margen para establecer un plan de actuación.

Otro de los personajes en esta historia que más polémica ha provocado ha sido Andrea Agnelli, presidente de la Juventus y gran amigo de Ceferin, que le aseguró al de la UEFA que todo esto era solo “un rumor”. De hecho, Agnelli formó parte en la decisión de una serie de reformas para la nueva Champions League… presentada un día después que la Superliga.

Ante las constantes llamadas de su compañero para pedirle que emitiesen un comunicado conjunto desmintiendo los rumores, el presidente juventino decidió apagar su teléfono. De hecho, en estos últimos días, Agnelli ha sido uno de los personajes al que más ha criticado Ceferin, asegurando que el italiano era “la mayor decepción de su vida“.

La intervención de Florentino Pérez en ‘El Chiringuito de Jugones’ tampoco ayudó a crear consenso entre los dirigentes, provocando todo lo contrario, la discordia. Frente al perfil discreto de los presidentes de los equipos ingleses, no acostumbrados a vistosas apariciones ni declaraciones, el jefe del Real Madrid -y la Superliga- defendía en el programa deportivo de más audiencia.

Los directivos de los otros equipos de la Superliga quedaron incrédulos por la actitud del madrileño, pero continuaron en silencio en lugar de defender la misma idea de “solidaridad” con el fútbol que hizo Pérez. Las presiones de los aficionados y hasta del gobierno por parte de Boris Johnson, terminaron haciendo que los clubes de la Premier pegasen la espantada.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

19 + once =