El comandante Thomas G. Ralston toma el mando del USS Porter

0
223

Según ha señalado el Ministerio de Defensa en una nota, el padre de G. Ralston, nacido y criado en Baltimore, MD, servía en la Marina de los EEUU cuando fue destinado a la Base Naval de Rota (Cádiz), y aquí conoció a la que sería su madre, natural de El Puerto de Santa María.

Fruto de esa unión nació, en el Hospital de la Base Naval de Rota, Thomas G. Ralston. Su padre siguió destinado varios años más en Rota y, a su licenciamiento en la US Navy, prestó servicio civil en la Estación de Comunicaciones Navales, conocida ahora por sus siglas, Nctams, durante un largo periodo de tiempo.

Thomas G. Ralston creció en El Puerto de Santa Maria, asistió al Colegio San Luis Gonzaga, de los Jesuitas, y se graduó de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla. Después de terminar sus estudios universitarios se trasladó, por razones familiares, a Brooklyn, Nueva York, e ingresó en la US Navy.

A lo largo de su carrera militar ha estado embarcado en el USS Chosin (CG 65), USS Reuben James (FFG 57), USS Barry (DDG 52) y en el portaviones USS ROnald Reagan (CVN 76). Entre sus destinos en tierra figuran la Academia Naval de EEUU, en Annapolis, y destinos en San Diego y en el Cuartel General de la Sexta Flota en Nápoles, Italia.

Durante su infancia y adolescencia en El Puerto de Santa María se aficionó a la náutica y tuvo la oportunidad, en muchas ocasiones, de navegar a vela por la Bahía de Cádiz, un escenario que ahora, cuando después de más de 20 años de servicio como Oficial de la US Navy ha asumido el mando del USS Porter, le resultará familiar.

El Cambio de Mando es una ceremonia tradicional en los buques de Marina de los EEUU, pero en esta ocasión la ceremonia se llevó a cabo con algunas diferencias para cumplir las normas sanitarias para la prevención del Covid-19. Así, la ceremonia tuvo lugar íntegramente a bordo del buque y los invitados solo pudieron seguirla desde el muelle.

El USS Porter ha estado operando en la mar bajo estricta cuarentena durante varios meses, incluido el tiempo desde que llegaron a puerto antes de la ceremonia, sin que nadie ajeno a la dotación entrara o saliera del barco, creándose un entorno totalmente libre de Covid.

En esas condiciones, y dado el carácter del acto, durante la ceremonia de relevo de mando, los Comandantes entrante y saliente, y resto de la dotación, no utilizaron mascarillas, mientras que el limitado número de invitados que siguieron la ceremonia desde el muelle asistieron dotados de mascarillas, de acuerdo con la normativa sanitaria local.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cinco × 2 =