El ePrix en Arabia Saudí acabó con un fuerte accidente de Alex Lynn y un ataque con misiles balísticos

0
171

La primera cita de la temporada 2021 de la Fórmula E, el campeonato de monoplazas eléctricos que organiza Alejandro Agag, ha estado marcado no sólo por ser la primera aparición pública del príncipe Mohamed bin Salman tras el informe que le relaciona directamente con la muerte del periodista Jamal Khashoggi, sino por los fuertes accidentes que se han visto.

En las dos carreras del sábado del Diriyah ePrix ha habido sendos golpes de consideración, el primero del italiano Edoardo Mortara y el segundo del británico Alex Lynn.

Este último ha hecho contener la respiración de todos los presentes. Se produjo justo al final de la segunda carrera, que acabó con victoria de Sam Bird bajo bandera roja. Esa suspensión se produjo porque, instantes antes, hubo varios accidentes bajo ‘Full Course Yellow’ (bandera amarilla en toda la pista) paralelos de Sébastien Buemi, Maximilian Günther, Mitch Evans y, sobre todo, Alex Lynn.

El de Mahindra sufrió un vuelco por causas aún desconocidas, ya que no se vio en la retransmisión oficial, a gran velocidad, lo que hizo que recorriera varios metros boca abajo y acabase impactando con violencia con las protecciones de final de recta.

El equipo Mahindra confirmó que su piloto fue evacuado a un hospital, pero consciente y hablando con normalidad, lo que fue una gran noticia ya que en los primeros instantes se temieron algo mucho peor.

Para más inri, según se está informando desde allí, el sistema de seguridad aéreo del régimen saudí ha interceptado varios misiles balísticos presuntamente lanzados por los rebeldes hutíes de Yemen sobre Riyadh, la capital.

El momento elegido para lanzarlos era el momento en el que sobre el circuito donde se celebró el ePrix se lanzaban fuegos artificiales.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

5 + diecisiete =