El eritreo Biniam Girmay, primer ciclista negro que gana una medalla en un Mundial de ciclismo

0
46

La prueba de ruta sub23 de los Mundiales de ciclismo disputada entre las localidades belgas de Amberes y Lovaina ha roto con uno de los grandes tópicos del deporte: el que dice que no hay ciclistas de raza negra de élite.

Esta vieja idea la ha roto el eritreo Biniam Girmay, de 21 años, que ha logrado la plata tras ganar en un épico sprint final al neerlandés Olav Kooij. El oro fue para el italiano Filippo Baroncini, uno de los grandes favoritos, y que se hizo con la victoria con un ataque a 6 kilómetros de la meta que no tuvo respuesta y que fue suficiente como para lograr con relativa comodidad a la victoria.

En cuanto a los españoles, encabezados por el prometedor Juan Ayuso (que acabó abandonando), se quedaron lejos de la lucha de las medallas.

La medalla de plata de Girmay es especial. Nacido en Asmara en el 2000, se puede considerar que es prácticamente la única opción del ciclismo africano que está en la élite. En su segundo año como profesional (2018) se proclamó triple campeón del continente (ruta, cronometrada y cronometrada por equipos) y no es ni mucho menos un desconocido en las pruebas UCI, ya que ese año se llevó la primera etapa de la Aubel-Thimister-Stavelot sobre el mismísimo Remco Evenepoel.

Tras destacar en pruebas cortas, y aunque aún no ha llegado a disputar ninguna de las grandes, acaba de ficharle el Intermarché–Wanty–Gobert Matériaux, con el que debutó en el Tour de Polonia como su primera gran prueba de élite.

Llegaba a este Mundial sub23 con firmes opciones a podio, e incluso se había colado entre los favoritos para el oro. Llegó a ponerse en cabeza, pero el arreón final de Baroncini (que mantiene a Italia como el país con más oros en esta prueba) hizo imposible a Girmay luchar por el ansiado triunfo.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

6 + once =