El feo accidente de Carlos Sainz en los libres que pone en jaque el resto de su GP de Países Bajos

0
33

El circuito de Zandvoort ha regresado a la Fórmula 1 con fuerza y demostrando por qué era, desde antaño, uno de los más respetados por los pilotos. Las tres sesiones de entrenamientos libres se vieron interrumpidas con bandera roja por salidas de pista, averías o incidentes, lo que augura que la carrera no será sencilla para nadie.

La última víctima fue Carlos Sainz. El madrileño se estrelló con su Ferrari al inicio de los terceros entrenamientos libres del GP de Países Bajos, contra la temida curva 3. Entró mal al peralte con una inclinación de más de 19º, perdió el control de su Ferrari, se dio contra las protecciones laterales y rebotó contra el muro de espaldas. El monoplaza rojo quedó seriamente dañado.

“Lo siento, chicos, no sé qué ha pasado”, se lamentaba Sainz por la radio. Esas disculpas se dirigen a los mecánicos, que vieron cómo su trabajo de preparación para la clasificación aumentaba exponencialmente y con la presión del tiempo limitado que tenían.

Aunque lo reparen, este golpe ya va a afectar no sólo a la confianza de Sainz (al menos en los primeros pasos por esa zona), sino también en la mecánica. Sobre todo si requiere la sustitución de alguna pieza del coche, especialmente de la caja de cambios que implicaría una penalización de 5 posiciones.

En un circuito tan estrecho y revirado donde los adelantamientos serán muy complicados, este accidente puede lastrar seriamente sus opciones de lograr un buen resultado.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

20 − uno =