El fuerte accidente de Carlos Sainz en la clasificación del GP de Hungría

0
47

La participación de Carlos Sainz en la clasificación del GP de Hungría acabó de manera abrupta y totalmente inesperada por culpa de un accidente.

Rondaba la Q2, en la que el español esperaba clasificarse de manera cómoda para la tanda final, cuando un inesperado golpe de la trasera de su Ferrari le hizo perder el control. Sainz controló lo suficiente el volante como para que el trompo no fuera total, pero no pudo evitar deslizar hasta estrellarse con relativa violencia contra las protecciones laterales del circuito magyar.

El fuerte choque le hizo más daño en lo moral que en lo físico, gracias a las medidas de seguridad de la actual Fórmula 1.

Sainz ha explicado que el golpe fue de una fuerza de 22G, suficiente como para haberse hecho algo más que daño. “Era probable que el coche estuviese dañado. Tenía tracción, pero tenía el alerón debajo. Nunca hay que rendirse, he intentado no rendirme. Pero quizá lo mejor era parar”, explicó, dado que después del choque, como el motor no se había apagado, intentó continuar.

Más allá del trabajo extra para los mecánicos, este incidente ha supuesto un contratiempo moral para el español. “Es un golpe duro. Si hay un circuito donde no quieres tener un problema en la clasificación es aquí ya que es muy difícil adelantar. Forma parte del aprendizaje ver cómo el coche reacciona a diferentes ráfagas de viento; toca aprender de ello”, explicó.

El resto de la clasificación dejó a Fernando Alonso saliendo 9º para la carrera de este domingo, con Lewis Hamilton en la pole por delante de Valtteri Bottas y Max Verstappen.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

5 + 1 =