El Ministerio de Cultura autoriza la rehabilitación de varios tramos de las murallas de Cádiz

0
23

En una nota, el subdelegado del Gobierno en la provincia, José Pacheco, ha manifestado que las murallas de Cádiz son un “elemento protegido por su valor patrimonial, por lo que esta autorización es imprescindible para la contratación de las obras, que es el siguiente paso, y que van a estar a cargo del presupuesto de la Dirección General de la Costa y el Mar”.

“Ambos ministerios, el de Cultura y el Miteco, han ido de la mano para poner en marcha estos proyectos que son una prioridad para la capital gaditana, como les hemos trasladado en todo momento”, ha explicado Pacheco, que se ha mostrado “satisfecho” porque “se trata de actuaciones necesarias que tienen como objetivo recuperar el litoral costero y sus elementos singulares atendiendo a sus valores patrimoniales y ambientales”.

En concreto, se trata de dos proyectos que van a contar con un presupuesto de 1.632.079 euros. Uno de ellos se centra en la consolidación de los muros de defensa de la avenida Campo del Sur y el otro en la reparación de las murallas marítimas en las zonas de la playa de Santa María, de Capuchinos a los Mártires, de Santa Catalina y la punta del Bonete.

En cuanto a la ejecución en el Campo del Sur tiene un plazo de ejecución de cuatro meses y está valorado en 735.601 euros. Los tramos de estudio son las murallas del Vendaval, que protegen esta zona de los embates del mar, actuando como muro de sostenimiento desde el siglo XVIII.

La actuación prevista es la mejora de los rellenos mediante inyecciones de cemento repetitivas y secuenciales (IRS), así como la renovación selectiva de los parámetros exteriores, reparando las deficiencias también a través de relleno, o mediante reposición de piezas, rejuntados, recubrimientos y sellado de imbornales.

Respecto al otro proyecto autorizado, tiene un plazo de ejecución de ocho meses y un presupuesto de 896.448 euros, siendo los tramos en los que se va a actuar la playa de Santa María del Mar, el muro que se ubica en la misma, y la zona inferior del Baluarte de San Roque (zona 1); de Capuchos a los Mártires (Zona 4); Santa Catalina y la punta del Bonete (zona 7).

En este caso, se van a regenerar los elementos estructurales, es decir, los paños de los muros mediante la recuperación de secciones constructivas con materiales compatibles. Además, se va a reparar y mejorar el sistema de drenaje mediante la colocación de caños o gárgolas que permitan eliminar las aguas sin formar escorrentías por los pavimentos.

Por otra parte, se van a recuperar los elementos arquitectónicos funcionales como impostas, albardillas y alféizares, se van a retirar los elementos incompatibles existentes que favorecen el deterioro de la muralla y se van a consolidar y proteger todas las zonas dañadas o susceptibles de alteración.

“Se trata de actuaciones de alta prioridad y que constituyen una necesidad, tanto por cuestiones de seguridad como patrimoniales, por lo que esta autorización es una buena noticia para poder seguir adelante con la recuperación de las murallas de Cádiz”, ha concluido José Pacheco.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

4 × 5 =