El orgullo de Johnson-Thompson: se lesiona en el 200 del heptatlón, se niega a ser atentida y entra cojeando en meta

0
47

Katarina Johnson-Thompson, una de las grandes estrellas de los Juegos Olímpicos, dejó en la primera jornada del heptatlón una de las imágenes que más se recordarán de Tokio 2020.

La británica demostró la valentía y pundonor de las participantes en la prueba combinada, en la tienen que realizar siete disciplinas diferentes (100 m vallas, salto de altura, lanzamiento de peso, 200 metros lisos y salto de longitud, lanzamiento de jabalina y 800 metros lisos).

En la segunda serie de los 200 metros, la de Liverpool estaba afrontando la curva del estadio cuando notó que algo no iba bien. Se echó mano a la pierna derecha con notables gestos de dolor y cayó al suelo, derrumbada por haberse lesionado.

Pronto llegaron las asistencias médicas para atenderla, incluida una silla de ruedas en caso de que no pudiera andar. Nada de eso: con gesto de rabia se levantó y empezó a dar saltos a la pata coja hasta que empezó a apoyar el maltrecho pie para, al trote, entrar en la meta.

La lesión en el tendón de Aquiles, presumiblemente, ha hecho que se vea obligada a abandonar. Katarina Johnson-Thompson era una de las grandes favoritas a la medalla en el heptatlón, prueba en la que se proclamó campeona del mundo en Doha 2019 y subcampeona en el Europeo de Berlín de 2018.

No es la primera imagen notable que deja el estadio olímpico este miércoles. En el decatlón, la combinada masculina, el belga Thomas Van der Plaetsen se fue al suelo en la prueba de longitud. Él sí tuvo que ser evacuado en silla de ruedas.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

dieciocho − nueve =