El padre de Stroll presume de su Ferrari de 30 millones de dólares en las calles de Montreal

0
66

La familia Stroll posee una de las mil mayores fortunas del mundo, con un patrimonio cercano a los 3 mil millones de dólares y no hay que indagar mucho o ser un experto para darse cuenta. El patriarca, Lawrence, es dueño de la escudería Aston Martin de F1, además de socio de personalidades del mundo de la moda como Pierre Cardin, Ralph Lauren, Tommy Hilfiger y Michael Kors.

Todo ese imperio lo culmina alimentando su patrimonio con su gran pasión: los coches. Concretamente, con una colección multimillonaria hasta 25 Ferraris que se encuentra entre las más famosas del mundo. Entre sus grandes adquisiciones destacan uno de los tres Ferrari 330 P4 que se fabricaron, un 250 GT LWB California Spider o un impresionante Ferrari 275 GTB/4 NART Spider de 1967 comprado por casi 30 millones.

Precisamente este último ha sido noticia en los últimos días después de que Stroll haya decidido sacarlo a pasear por las calles de su Montreal natal provocando la envidia de los viandantes que han inmortalizado el momento y lo han compartido en redes sociales.

Stroll se hizo con esta joya del automovilismo en 2013 en una subasta que batió el récord de la más cara realizada en Estados Unidos en aquel entonces. Pese a que los organizadores esperaban que esta finalizase entre los 14 y los 17 millones de dólares, el magnate subió hasta los 25, que sumando comisiones, se elevó hasta los 27,5 millones que terminó pagando por el bólido.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

diecinueve − uno =