El polémico penalti de Militao en el Real Madrid – Sevilla: ¿qué dice la norma sobre las manos desde esta temporada?

0
87

El empate entre Real Madrid y Sevilla tuvo como momento clave una acción mediada la segunda mitad: un penalti.

De ser a favor del conjunto blanco pasó a serlo del andaluz por obra y gracia del árbitro Martínez Munuera y del VAR, que advirtió que en la jugada previa Militao había tocado con el brazo el balón en un despeje de un córner.

El brasileño tocó la pelota con el hombro, pero no fue voluntario. Estaba de espaldas, el balón le llegó rebotado y fue en un salto totalmente natural, pero aún así se pitó pena máxima. Esta misma acción no habría sido mano la temporada anterior, ya que para esta se modificó la normativa.

En la circular 3 que envió la RFEF a todos los equipos y al Comité Técnico de Árbitros para la temporada 2020/2021 se especifica que, “por norma general, cometerá infracción el jugador que toque el balón con la mano o el brazo cuando:

Desde la sala VOR adoptaron la decisión siguiendo el primer punto. El brazo de Militao está extendido y, por tanto, entienden que el cuerpo del futbolista ocupa más espacio. Aunque el concepto de antinaturalidad puede estar en entredicho y es totalmente subjetivo (Militao no podía hacer desaparecer su hombro, que es donde rebota), los colegiados consideran que se cumple esa máxima.

Esta misma explicación se la dio Munuera Montero a Zinedine Zidane después del encuentro, pero el francés no acabó convencido. “No entiendo nada. Si hay mano de Militao es mano del Sevilla también. No me ha convencido lo que me ha dicho. Nunca hablo de árbitro, pero hoy estoy enfadado”, admitió.

La inconsistencia en las decisiones es lo que molesta a Zidane y, en general, al madridismo. Una misma acción puede ser pitada o no en función de qué árbitro o incluso qué equipos estén afectados, algo que va más allá de lo que diga esa circular 3. “No se va a aclarar ahora y es lo que me molesta”, insistió el técnico galo.

No es la primera vez que las dudas sobre las manos aparecen en un partido del Real Madrid. En el derbi contra el Atlético de marzo ya hubo una jugada polémica, con Hernández Hernández como trencilla. En aquel caso, Felipe cometió mano e impidió que Casemiro rematase en boca de gol: no fue pitado como penalti.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

20 − 1 =