El problema de la selección española no es solo Morata: falta mucho, mucho gol

0
47

La resaca del empate de España en el debut ante Suecia en la Eurocopa ha sido dura en la selección nacional y con un nombre propio como blanco principal de las críticas: el de Álvaro Morata. El delantero falló una clara ocasión en la primera parte que pudo cambiar el rumbo del partido y que le valió incluso los silbidos de parte del público que acudió ayer a La Cartuja de Sevilla.

Luis Enrique apostó por Morata y no por Gerard Moreno, el delantero que mejores cifras goleadoras presentó la campaña pasada, y la jugada no le salió demasiado bien. Sin embargo, el seleccionador quiso eximir de responsabilidad al jugador de la Juventus y señaló algo que, aunque obvio, parece haberse olvidado: el gol es una responsabilidad colectiva. «Álvaro ha hecho un muy buen partido, a excepción de lo que todos deseamos en cuanto a materializar las ocasiones, pero también los otros compañeros las han tenido», señaló el técnico asturiano.

Lo cierto es que, más allá de la actuación de Morata, el gol es la asignatura pendiente de la Roja desde hace mucho tiempo. Y cuesta marcar especialmente cuando los equipos se encierran atrás descaradamente y ceden la posesión al equipo español. Ante Suecia, España tuvo el balón más del 85% y llegó a dar casi mil pases (954 totales, 852 de ellos con acierto). Recordó lo sucedido ante Rusia en el pasado Mundial de 2018, el conocido como ‘partido de los más de mil pases’. Pese al asedio de la Roja, la selección anfitriona aguantó y acabó eliminando a España en la tanda de penaltis.

Las miradas se fueron hacia Álvaro Morata, pero el foco no se debe poner solamente en él. La realidad es que los extremos no tienen grandes cifras goleadoras, mientras que los centrocampistas apenas tienen llegada… y el que la tiene jugó en el lateral derecho.

Nada menos que 30 goles firmó Gerard Moreno la campaña recién finalizada, 23 de ellos en la Liga, cifras muy superiores a la del resto de jugadores españoles, tanto entre los convocados como los que no. Por ello, sorprendió su suplencia en un partido en el que el seleccionador sueco ya había avisado de su intención de encerrarse en su campo.

Mientras, Morata ha firmado un año un tanto irregular en el Calcio italiano, con solo 11 goles, aunque en total hizo 20 en la campaña, con grandes actuaciones en Champions (6 tantos en 8 partidos).

El debate del nueve no se ciñe solo a si debe jugar uno u otro, también hay muchas voces que reclaman que ambos jueguen juntos, una forma de garantizar que haya dos jugadores habituados a buscar el gol. Además, a Gerard Moreno le gusta jugar con un punta por delante y partir desde la zona derecha del ataque, así es como ha rendido mejor esta campaña en el Villarreal.

Cuando Ferrán Torres metió tres goles a Alemania, fue señalado como próxima referencia ofensiva de España, más con sus tantos a Georgia y Kosovo. Pero su año en el Manchester City ha sido de más a menos, siendo más veces suplente que titular y jugando solo 10 minutos en los siete partidos de la fase final de la Champions. Eso sí, sus 13 goles en 36 encuentros no son para nada malas cifras.

El otro extremo titular para Luis Enrique, Dani Olmo, no es un gran goleador. Sus 7 tantos en 46 choques con el RB Leipzig así lo certifican. Eso sí, su potente disparo es un arma que puede desatascar algún partido para España.

En el banquillo, las soluciones tampoco son garantía de gol. Solo Mikel Oyarzábal, cuya pasada temporada fue de más a menos, tiene cifras interesantes: 13 goles marcó. Pablo Sarabia es habitual suplente en el PSG (siete tantos) y Adama Traoré es más espectacular que efectivo (tres goles).

El control del juego está garantizado con Rodri, Koke y Pedri; pero esperar que resuelvan algún partido con sus tantos es casi una utopía. El delCity solo ha hecho dos en toda la temporada, uno ha metido el del Atlético y el del Barça, pese a jugar más adelantado, apenas cuatro en 52 partidos.

La solución podría ser Marcos Llorente (13 goles y 12 asistencias), pero Luis Enrique tiene otros planes para él por ahora: el lateral derecho.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

ocho − 5 =