El tenis español sigue creciendo en Tokio 2020: Muguruza, Badosa, Sorribes, Carreño y Davidovich, en octavos

0
63

La Armada sigue confiando en que caiga alguna medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio y continúan con paso firme en el torneo de tenis. Los representantes españoles han vuelto a dejar a varios rivales importantes en la cuneta, como la polaca Swiatek o el croata Cilic. Solo Carla Suárez se despidió en el marco femenino, tras sucumbir en su partido contra Pliskova.

Victoria autoritaria de Muguruza contra Wang, que aguantó las tempranas embestidas de su rival pero que no tardó en sucumbir en el primer set. La española sacó su furia en el segundo set y no dio opción alguna a la tenista china, que apenas ganó ocho puntos en toda la manga, y se planta de manera firme en los octavos de final.

Badosa vuelve a mostrar que ha dejado de ser una promesa para convertirse en realidad. Prueba de ello, que haya eliminado a la campeona de Rolad Garros en 2020 en la segunda ronda, bastándose únicamente de dos sets, e imponiéndose pese a la presión. Sobre todo en el segundo set, cuando una vez llegados a tie break, la catalana se jugaba todo a cara o cruz: si ganaba, pasaba, y si perdía, todo su trabajo en el partido caería en balde. Afortunadamente, tiró de carácter para eliminar a la polaca y alcanzar los octavos.

La castellonense tiró de madurez y no acusó la euforia de haber eliminado a la número 1 del mundo y cumplió con creces ante la francesa Ferro. El primer set fue un monólogo de Sorribes, que no dejó opción a su rival… hasta la segunda manga. La tenista gala se vino arriba y llegó a romper el saque de la española, pero esta mantuvo la templanza y supo remontar para poner en el marcador el 6-4 definitivo.

El último tenista en irrumpir en el panorama español también sigue ganando, esta vez, al australiano Millman, que plantó cara pero no fue suficiente para doblegarle. El malagueño llevó la iniciativa con rotura de ventaja en todos los parciales y supo reponerse tras perder el tie break del segundo set. En octavos, se medirá a Djokovic para dar la gran campanada, camino de las medallas.

Esa sorpresa no la pudo dar Suárez contra una de las favoritas, la checa Pliskova, y fue la única tenista española que cayó este martes. No obstante, la canaria plantó cara y demostró que pese a que su calidad está ahí, el poderío de la checa era demasiado, sobre todo en las condiciones físicas en las que ha llegado a Tokio. No obstante, sigue adelante en dobles.

Carreño protagonizó la otra gran victoria de la Armada este martes, ante el croata Cilic, otro de los nombres más conocidos del circuito. El de Gijón batalló durante casi dos horas y media en un choque marcado por el poderío de los servicios ya que sólo hubo tres roturas, una por cada manga disputada, y todas ellas decisivas para decidir su ganador. En octavos, se enfrentará al alemán Dominik Koepfer.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

5 × tres =