El vecino que alertó a la policía de la fiesta de jugadores de la Juve es hincha del equipo: "Menos fiestas y más fútbol"

0
94

McKennie, Arthur y Dybala, jugadores de la Juventus, acudieron con sus familias a casa del primero el pasado miércoles, en una fiesta ilegal por sobrepasar el límite de personas que acabó desalojando la policía.

Les puso sobre la pista un vecino del jugador juventino, que ha resultado ser hincha del equipo de Turín:

“No creo que ser un futbolista famoso te dé el derecho a estar por encima de las reglas. Alrededor de las 22:30 salí a pasear al perro, vi una fila de coches aparcados y un grupo de personas, todos sin mascarillas, frente a la puerta”, explica el vecino al Corriere della Sera.

Había una mercedes con matrícula española, muchos Jeeps y luego llegaron varios taxis con chicas jóvenes a bordo. Como no se permiten cenas con amigos y el toque de queda había comenzado hacía tiempo, decidí llamar a las fuerzas del orden”, añade.

La Juventus tomará medidas con sus jugadores, aunque se escudan en que eran sólo diez personas, algo que el vecino no se cree: “Ahora dicen que eran diez personas, me parece poco decir eso. Para mí, eran muchos más, aunque quizá alguno salió huyendo. No tengo nada contra McKennie, es un chico tranquilo. Normalmente está en casa o en el entrenamiento, me parece un buen profesional”.

Como hincha de la Juventus, el hombre, cuyo equipo no atraviesa su mejor momento, fuera de Champions y a 12 puntos del líder, les insta a centrarse en el fútbol: “Soy hincha de la Juventus y por eso esto me molesta. Si en lugar de pensar en fiestas, pensarán el fútbol…”, reflexiona.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

19 − trece =