Emerson explota tras su fugaz paso por el Barça: "Me estaban diciendo que me fuera sí o sí"

0
61

El de Emerson Royal ha sido uno de los casos más curiosos de este mercado de fichajes y una de las pruebas más fehacientes de la crisis económica por la que pasa el Barça. El brasileño llegó al club tras ejercer la opción de compra que tenían los azulgranas cuando este todavía jugaba en el Betis, y se hizo culé por 9 millones de euros.

Un precio por debajo de su valor de mercado, puesto que el Barça ya había abonado 6 al Atlético Mineiro como parte de una compleja operación en la que marchó cedido al Betis por dos temporadas. Tan solo dos meses después, los azulgranas aceptaban la oferta de 25 millones del Tottenham, optando por el dinero antes que por el proyecto de jugador.

Sobre la surrealista situación que terminó protagonizando de manera involuntaria, Emerson ha querido hablar y se mostró muy indignado con el trato recibido por el club, en una entrevista con MARCA. “Yo pensaba que el club quería que me quedase. Jugué el domingo de titular, al día siguiente me desperté y me fui a entrenar tranquilo”, comienza contando.

“Ahí empecé a ver que salían un montón de cosas; que el Tottenham hablaba con el Barcelona, que lo tenían casi hecho… Yo no entendía nada de lo que estaba pasando porque no sabía nada. Por la tarde me llamaron del club para que fuera a la Ciudad Deportiva porque querían hablar conmigo y ahí ya me enteré de que me querían vender”, añade el brasileño.

La reunión de Emerson con la directiva fue una invitación a marchar en toda regla, algo de lo que terminó dándose cuenta de la peor manera. “Me empezaron a contar que la situación del club no era buena, que atravesaba un momento complicado y que para ellos era mejor vender. Yo les repetía que mi intención era quedarme porque tenía la ilusión de jugar aquí y aportar cosas al Barcelona. Sabía que si estaba en mi mejor forma iba a triunfar aquí”, asegura.

Sin embargo, reconoce que “llegó un momento en el que me di cuenta que me estaban diciendo que me fuera sí o sí. Me estaban echando con muy buenas palabras“. Sin embargo, cree que “‘utilizado’ no es la palabra”. “Me dolieron las formas. Pudieron ser de otra manera. Había mejores formas de arreglar las cosas”, continuó explicando.

Pasados unos días y con algo más de perspectiva de la situación, Emerson se ha dado cuenta de que su venta siempre había sido una opción para la directiva. “Cuando llegué estaba seguro que el Barcelona no quería venderme, pero viendo lo que ha pasado tengo claro que cuando me ficharon ya tenían en mente la idea de venderme“, zanjó.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

once − 8 =