Erik Noya se proclama subcampeón del mundo de escalada de velocidad y confirma a España como potencia para París 2024

0
84

Tras el oro olímpico logrado por Alberto Ginés en los Juegos de Tokio, Erik Noya ha confirmado el buen momento de la escalada española proclamándose subcampeón del mundo de la prueba de velocidad en los Mundiales que se están disputando en Moscú.

El velocista se quedó a apenas dos décimas del vencedor, el ucraniano Danyil Boldyrev, que remontó en los metros finales tras un gran arranque del extremeño para lograr un crono de 5’733 y dejar sin oro al vigente campeón de España en una de las disciplinas que se escindirán en París 2024 para formar un programa propio en solitario.

Esta plata de Noya confirma no sólo a España como una firme potencia de cara al corto ciclo olímpico de París que se presenta por delante, sino que además coloca al propio escalador como uno de los más firmes candidatos a presea en la modalidad. Ginés decidió saltarse este Mundial para descansar tras los Juegos Olímpicos, pero también estaba entre los candidatos para el podio aquí.

La progresión de Noya en los últimos meses ha sido espectacular. Hace apenas unos meses bajaba de los 6 segundos por primera vez y su mejor resultado en un Mundial había sido el 20º puesto. Con un 5.70 (mejor marca personal) se metió en los cuartos de final con el mejor tiempo absoluto de todos, dejando por el camino al iraní Reza Alipourshena, el vigente campeón de la categoría.

Esta es la segunda medalla mundial en velocidad que logra la escalada española, tras el histórico oro de Daniel Andrada en 1997.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

once − nueve =