España, de estar al borde del precipicio a ser la segunda favorita a lograr la victoria en la Eurocopa

0
185

En apenas una semana, la selección española ha pasado de estar contra las cuerdas en la fase de grupos, a ser la segunda favorita para ganar la Eurocopa en estos momentos, un camino que se explica tanto por la mejoría de la Roja sobre el campo como con el pinchazo de la señalada como gran candidata, la Francia de Mbappé, Benzema, Pogba o Griezmann.

Inglaterra ha pasado a ser, tras eliminar a Alemania, la gran candidata al título, según confirman las grandes casas de apuestas. Tras ella, a cierta distancia, están España y una Italia que está sorprendiendo por su buen juego pero que todavía no se ha enfrentado a ninguna gran selección. La cuarta en discordia es Bélgica, penalizada tanto ella como la Azzurra por su enfrentamiento entre ambas selecciones en cuartos.

Los otros cuatro equipos (Dinamarca, República Checa, Suiza,Ucrania) parecen contar con muchas menos opciones, pero si algo ha demostrado esta Eurocopa es que cualquiera puede ganar a cualquiera.

Cuenta por victorias sus partidos en esta Eurocopa, no ha encajado todavía ni un gol, jugaría las semifinales y la final como local en Wembley, va por el lado ‘amable’ del cuadro y ante Alemania demostró que está preparada para hacer grandes cosas. Todos esos son los motivos, unidos a la eliminación de Francia, hacen que Inglaterra esté considerada como la gran favorita al triunfo final.

Sin Francia en el camino, España se ha convertido en la segunda favorita en las apuestas. Pero también ayuda el gran nivel que ha mostrado el equipo de Luis Enrique en los dos últimos partidos, con diez tantos que le han convertido en el equipo más goleador del campeonato. La película ha cambiado totalmente para la Roja: de estar al borde del KO a ser una clara candidata al título.

Posiblemente, la selección más fuerte durante la primera fase, mezclando un gran fútbol con su habitual fiabilidad defensiva. Sin embargo, ante Austria se le vieron algunas carencias, y su camino hacia la final no parece nada sencillo. Eso sí, si gana a Bélgica en el choque estrella de los cuartos de final, el nombre de Italia será el más temido. La Azzurra quiere ganar una Eurocopa 53 años después.

Las lesiones de Eden Hazard y Kevin de Bruyne, dudas ante Italia este viernes, y tener que enfrentarse a los transalpinos, le han puesto en el cuarto lugar del ranking de favoritos. Pero mucho ojo con los Diablos Rojos: muchos jugadores de gran talento, una primera fase impecable y ya han dejado por el camino nada menos que a la última campeona, la Portugal de Cristiano Ronaldo.

Mucha atención a esta selección que tiene mucho más fútbol que nombre. Tras el drama vivido con el colapso de Eriksen y sufrir además dos derrotas en los dos primeros partidos –jugando mejor que su rival en ambos–, se repusieron con dos goleadas: una ante Rusia para pasar a octavos y otra ante Gales para meterse en cuartos. Repetir la gesta de la Euro del 92 es su gran desafío.

Ha mandado a casa a la gran favorita, nada menos. Ante Francia, dejó claro que es una selección que puede plantar cara a cualquiera: no soló eliminó a los galos, le miró a los ojos todo el partido. Es una selección con las ideas claras, una sólida defensa y efectividad arriba. Eso sí, su calendario no es nada bueno: primero España, después Italia o Bélgica antes de llegar a una hipotética final.

Una de las sorpresas agradables del torneo. Hacía mucho que los checos no llegaban tan lejos en un torneo, y el objetivo es volver a una semifinal como ya hizo la mítica generación de Nedved y Poborsky en 1996 (finalistas), a los que se unieron Rosicky, Koller o Baros en 2004 (terceros). Dinamarca es el escollo para el equipo liderado por Patrik Schick, una de las revelaciones de la Euro.

La última en discordia, que esté en los cuartos ya es un gran éxito y también la gran sorpresa de la Euro. Pasó a octavos con solo tres puntos como el peor entre los mejores cuartos tras caer ante Países Bajos y Austria y solo ganar a Macedonia del Norte. Su cruce, pese a ello, no fue ante un ‘grande’, y la expulsión del sueco Marcus Danielson le benefició. En cuartos, se mide a la favorita, Inglaterra.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

2 × uno =