Fernando Alonso, a brillar en la fiesta naranja de Max Verstappen en Zandvoort

0
35

Un circuito con aroma a clásico, con reminiscencias al Jarama o Suzuka (no es casual: comparten diseñadores), mide la resistencia y reflejos de todos los pilotos de la parrilla. El regreso a Zandvoort ha supuesto toda una revolución, en un trazado con peraltes vertiginosos, muy estrecho y con pocas posibilidades de adelantamientos.

Con una afición enfervorecida para ver a su ídolo Max Verstappen triunfar por delante de Lewis Hamilton, los intereses españoles estarán atrás, donde Carlos Sainz y Fernando Alonso tratarán de remontar posiciones y, sobre todo, evitar accidentes. En todas las sesiones disputadas se ha visto al menos una bandera roja, y nada hace pensar que vaya a ser distinto en carrera.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

9 − cuatro =