Fernando Alonso neutraliza el duelo de los sábados con Esteban Ocon y ya es, de facto, el primer piloto de Alpine

0
175

La dificultad para adaptarse a las condiciones del Alpine complicaron sobre todo los sábados a Fernando Alonso durante la primera parte del campeonato. Una vez que se ha sentido a gusto, ese factor se ha olvidado y a la octava clasificación del año, la del GP de Estiria, ha logrado igualar el duelo personal con Esteban Ocon.

El piloto asturiano admitía en la Q2 que estaba ilusionado. Con estas palabras señaló que había logrado una gran vuelta para pasar de nuevo el corte al ‘top 10’, algo que se ha convertido en costumbre. Pero sobre todo, además de una vuelta perfecta (dentro de sus posibilidades) en la segunda tanda, ha logrado poner un 4-4 en la balanza de los sábados con su compañero. La calificó de una vuelta “preciosa”.

Fue una clasificación muy complicada para todos, como siempre en este circuito. Alonso, que de las siete veces que ha corrido aquí no ha acabado cinco, fue uno de los que mejor leyó cuándo salir a pista, dado que las condiciones cambiantes no dejaban mucho margen a fallar.

Carlos Sainz, por ejemplo, no pudo pasar a la Q3 por apenas 48 milésimas, con una vuelta que le quitaron incluida. El madrileño parte este sábado en una pobre 12ª plaza, que sabe a muy poco teniendo en cuenta que su compañero Charles Leclerc sí pasó el corte.

La pole, y van tres de ocho este año, fue para el líder del Mundial. Max Verstappen volvió a demostrar una superioridad letal en esta clasificación, especialmente en una Q3 en la que fue el único en bajar de 1:04 en dos vueltas seguidas.

Lewis Hamilton lo intentó con una estrategia distinta. Hizo tres intentos y no los dos habituales, después de guardarse dos juegos de neumáticos blandos para esta Q3. No le sirvió de nada: incluso fue superado por Valtteri Bottas en el crono, aunque no saldrá 2º sino 5º por la sanción que arrastra desde el viernes por su absurdo trompo en la calle de boxes. En Mercedes están siendo arrasados por Red Bull y no todo es por las paradas en boxes.

El que ya no sorprende en esa zona de arriba es Lando Norris. El de McLaren volvió a arrasar a Daniel Ricciardo (que se quedó fuera de la Q3, otra vez) y partirá cuarto en un circuito en el que ya sabe lo que es pisar el podio.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

cuatro − cuatro =