Fernando Alonso, séptimo de los primeros libres en Imola marcados por el accidente de Ocon y Pérez

0
130

Fernando Alonso confirmó las previsiones de que, con bajas temperaturas, iba a ir algo mejor de lo visto en Bahréin. La primera sesión de entrenamientos libres del GP del Made in Italy y de la Emilia Romaña (nombre oficial de la carrera) acabó con Valtteri Bottas primero, seguido de Lewis Hamilton y Max Verstappen, pero aunque el resultado fue previsible, ni mucho menos el desarrollo. Alonso fue 7º, justo detrás de Carlos Sainz.

Y es que la tanda, aparte de los habituales trompos de Nikita Mazepin (uno nada más empezar y otro nada más acabar), tuvo de todo. Desde Carlos Sainz liderando en la primera parte de la sesión, demostrando una adaptación al Ferrari perfecta ya que enseguida le salieron los tiempos, pasando por un Fernando Alonso dedicado a intentar sacar tiempos decentes con un Alpine menor.

Para el asturiano no fue una sesión incómoda, aunque no fue hasta la recta final de la tanda cuando logró su mejor vuelta, un 1:17.457 (casi 9 décimas más lento que el tiempo de Bottas, y medio segundo más lento que su predecesor, Carlos Sainz, 6º). En ese A521 queda mucho por trabajar si quieren dar el salto adelante en la zona media.

Los primeros libres estuvieron interrumpidos unos minutos por un accidente entre Sergio Pérez y Esteban Ocon. El de Red Bull y el de Alpine se tocaron cuando afrontaban una variante del estrecho trazado del Autódromo Enzo e Dino Ferrari y el peor parado fue el mexicano, con la llanta destrozada.

Eso provocó un final frenético de sesión, con diez minutos para todos en los que salieron a relucir los neumáticos blandos y se cambió de manera radical el dibujo de los tiempos.

A las 14:30, la segunda sesión de libres determinará una imagen más general de dónde está cada uno.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

doce − 8 =