Illinois quiere prohibir ‘Grand Theft Auto’

0
71

La presentación del Alpine A521 no fue, ni mucho menos, la soñada por sus fans. La frialdad obligada por las restricciones sanitarias se vio aumentada por unos fallos técnicos que convirtieron la retransmisión en directo en una tortura para los espectadores, que además se quedaron sin ver todo lo que querían a Fernando Alonso.

Aunque fue el elefante en el centro de la habitación, la presencia de Esteban Ocon como único piloto junto a la presentadora, la veterana periodista británica Lee McKenzie, y luego los jefes técnicos del equipo hizo que lo que iba a ser una fiesta se quedase en 15 minutos de un anodino vídeo que poco a poco fue decayendo en su interés.

Pero más allá de lo formal, en la puesta de largo del A521 faltaron respuestas concretas. Parte de ellas se resolvieron con declaraciones posteriores en la nota de prensa, pero aún quedan otras por resolver.

Todos los responsables de Alpine y el propio Alonso aseguraron que el piloto está al 100%, pero no concretan si hay alguna lesión o cuál es su estado físico real. Las imágenes que ha ido compartiendo el propio piloto, verle hablar o simplemente la ausencia siquiera de rumores acerca de una posible secuela seria de su golpe en bicicleta invitan a pensar que no hay nada de lo que preocuparse.

Laurent Rossi, CEO de Alpine, dio una respuesta más o menos concreta, aludiendo a lo que le ha dicho Alonso. “Rara vez se supera algo así fácilmente, pero tuvo suerte y terminó sufriendo sólo de su mandíbula. Aparte de la cirugía necesaria y los cuidados en la zona, el resto está totalmente bien. Fernando está completamente en forma. Está totalmente operativo”, afirmó.

Es una de las preguntas obligadas que, casi nunca, se responden de manera clara. Todos los equipos hablan de igualdad entre sus pilotos, pero rara vez se cumple salvo en la zona baja de la parrilla. ¿Existe igualdad entre Hamilton y Bottas? ¿O entre Leclerc y Sainz? ¿Y entre Vettel y Stroll?

Entre Esteban Ocon, un piloto con un podio en su carrera deportiva pero joven, prometedor y con experiencia sobre este coche, y Fernando Alonso, con dos Mundiales, tres subcampeonatos, 32 victorias, etc., parece bastante obvio quién debería serlo de facto. Sin embargo, en Alpine no se atreven a apuntarlo tal cual.

“No existe eso como tal, y no creo que lo haya en otros equipos. Tenemos dos pilotos que quieren ser lo más competitivos posible y desafiarse el uno al otro, en una sana rivalidad. No damos instrucciones y no hay un piloto número 1“, aseguró Rossi en la rueda de prensa posterior a la presentación.

Una de las grandes incógnitas se resolverá a lo largo de las próximas horas, pero a diferencia del resto de equipos, Alpine no ha mostrado cómo serán los monos y los cascos para este año de sus pilotos.

Esteban Ocon mostrará el suyo en Silverstone, con motivo del ‘shakedown’ que va a realizar al volante del A521, mientras que Fernando Alonso lo hará en las redes sociales durante la jornada de este miércoles.

La vuelta de Fernando Alonso a la competición donde se forjó su leyenda ha atraído a numerosos patrocinadores nuevos personales, empezando por su propia marca, Kimoa.

Sin embargo, ni esta ni la marca de bebidas energéticas de la que se ha hecho accionista, o la empresa de telecomunicaciones que le ha fichado como embajador estrella tienen ni un solo hueco en el A521 que mostró Alpine.

Parte del sueldo de Alonso sale de las aportaciones que hacen dichos patrocinadores, por lo que no sería de extrañar que de aquí a los test se vayan añadiendo, de igual manera que ha ocurrido, por ejemplo, con la llegada de la empresa cervecera gallega que lleva acompañando a Carlos Sainz durante toda su carrera y que también estará en Ferrari.

Estas dudas, y más, ya son objeto de análisis por parte de periodistas y aficionados, y desde el momento en el que salieron a la luz los nuevos coches están sobre la mesa.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

10 + cuatro =