Ingebrigtsen logra la hazaña y rompe el reinado africano en el 1500, con Mechaal 5º y Fontes 13º"

0
61

El noruego Jakob Ingrebigstein consiguió otro oro más en los 1.500m masculinos. El atleta de 20 años se alzó con la victoria con un nuevo récord olímpico y europeo (3:28.32). Ingrebigstein se impuso al campeón mundial Timothy Cheruiyot.

Con solo 20 años, el campeón de Europa es ahora el segundo ganador más joven del evento. Había marcado un ritmo vertiginoso desde el principio y se mantuvo en cabeza durante la primera vuelta antes de que Cheruiyot de Kenia lo superara en el Estadio Olímpico. Pero se mantuvo pegado a sus talones y en la tercera curva de la vuelta final hizo su movimiento y superó al jugador de 25 años y cruzó la línea en 3: 28.32 para establecer un nuevo récord olímpico.

Cheruiyot se llevó la plata en 3: 29.01 y el británico Josh Kerr se llevó el bronce con su mejor marca personal de 3: 29.05 Los atletas españoles poco han podido hacer por luchas por las medallas, Adel Mechaal ha quedado quinto con marca personal (3:30.77) e Ignacio Fontes acabó decimotercero (3:38.56)

Ingrebigtsen se confirma como el nuevo dominador del medio fondo, destronando el reinado africano que había estado vigente hasta la irrupción del joven nórdico que se convierte en el primer europeo campeón de la distancia desde que Fermín Cacho se llevara el oro en Barcelona 1992.

Tras la final de 1.500 metros termina la participación del atletismo español en Tokio, con un bronce de Ana Peleteiro y nueve diplomas, incluidos cuatro cuartos puestos.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

once − 8 =